“Terrible” Morales colaborará en el CMB

Mexico, 2014-10-22 12:29:50 | Redacción ESTO

Foto: ESTO

CON el reflejo de “las bondades de la buena vida” en su físico, Érik “Terrible” Morales, el primer tetracampeón mundial mexicano en distintas divisiones del WBC, confirmó que, después de sostener su última pelea en 2012, su retiro es definitivo, con todo y que el boxeo siempre será su pasión.

En la reunión semanal del Consejo Mundial de Boxeo con los medios, Morales acotó: “El enfrentarte a la realidad de la vida cotidiana es asombroso, como es levantarte a trabajar, tener horarios”, tras lo cual señaló que “trabajo con peleadores jóvenes”, y se refirió a su hermano, el invicto zurdo de peso supermosca Iván Morales.

“Es más difícil trabajar con la familia -explicó-; (Iván) tiene atributos por desarrollar, pero no le gusta la presión. Los boxeadores de hoy creen que todo es con base en la condición física, en la fuerza, lo cual es falso. El boxeo está hecho de detalles, la capacidad que puedas tener para defenderte, para atacar, para desplazarte. Vemos cuerpos de fisicoconstructivistas, que tarde o temprano les llega la edad. Y hay quienes entienden que lo técnico es lo que va a prevalecer.

“Iván no es zurdo natural, creció con el boxeo del ‘Pelucho’ (su otro hermano, zurdo, ex campeón supermosca de la WBO). Estoy tratando de desarrollarle fuerza en la mano derecha, es con la que más fuerte pega. Creo que en 2015 debe disputar el campeonato mundial. El campeón Carlos Cuadras no ha crecido, se ha estancado y mi hermano si ha tenido avances”.

Morales continuó: “Siento que tengo la responsabilidad de darle a las nuevas generaciones los principios básicos para llevar una carrera impecable en todos los aspectos, desde la salud que es lo principal, hasta cuidar su patrimonio. El boxeo pasa por una transición, se van los ídolos, pero llegan las nuevas generaciones”.

COMITÉ DE CAPACITACIÓN

Mauricio Sulaimán le pidió al “Terrible” ser líder de un comité de capacitación del CMB para boxeadores, entrenadores y managers, lo cual el inmortal peleador tijuanense aceptó con agrado.

“Pienso que el principal problema que tiene el boxeo mexicano, el boxeador mexicano, es que no está capacitado, no sabe cómo comer, no sabe qué comer, no sabe bajar de peso, no sabe qué se puede tomar y qué no, no sabe que además del boxeo puede hacer otras cosas, no sabe que la deshidratación es mala y que tiene miedo de decir adiós porque no sabe enfrentarse al mundo sin ser boxeador”, opinó el “Terrible”.

“El boxeador hace caso a lo que le dice un entrenador para bajar de peso o para entrenar sin saber que está haciendo las cosas mal o puede hacerlas mejor, por eso necesitamos un programa de capacitación desde la forma de entrenar, cómo comer, bajar de peso, cómo recuperarse tras el pesaje, lo cual aprendí con el paso de los años”, agregó.

Érik reveló que “no debí haber aceptado la primera pelea con Marco Antonio Barrera (pese a que ganó por puntos, en supergallo), porque ya no podía marcar el peso. Fue la muerte, después de cuatro rounds estaba muerto, estaba cansado. Tampoco debí tomar la segunda pelea con Manny Pacquiao -después de darle una lección de boxeo al filipino-, porque nada más trabajé para dar el peso”. (José Luis Camarillo)