El Taquito, cien años de sabor y toros

Mexico, 2017-08-03 23:58:14 | Marysol Fragoso

POR MARYSOL FRAGOSO

FOTOS: JESÚS TÉLLEZ

El lugar para celebrar los éxitos y curar los fracasos, así definieron los comensales al Taquito Taurino, en su centenario de vida. Efeméride que fue celebrada ayer al son de Las Mañanitas, interpretadas por el tradicional mariachi. Con esa alegría musical se dio el remate a la ceremonia oficial de la develación de la placa conmemorativa dedicada al restaurante taurino más antiguo de México; ello, a cargo del Secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, y al mismo tiempo, cedió paso al disfrute de las delicias gastronómicas mexicanas que han posicionado este histórico sitio ligado a la Fiesta Brava a nivel internacional.

INVITADOS AFORTUNADOS

El lugar emblemático de la calle Del Carmen en el Centro Histórico de la Ciudad de México fue el epicentro de aquellos afortunados que de inicio fueron clientes pero que más adelante tuvieron la fortuna de convertirse en amigos de la querida familia Guillén. Entre estos se cuenta al director de ESTO, Salvador Aguilera González; así como a los de OEM, a Raymundo Vázquez Jiménez, Gerente Nacional de Circulación y Promoción; a José Manuel Moreno Pérez Supervisor de Mercadotecnia. Además, el gerente general de ABC Radio, Juan Carlos Flores Aquino, transmitió en directo, su programa desde ese lugar.

SANGRE NUEVA

En el evento, la cuarta generación de Guiilén se hizo presente en la juventud de los hijos de Rafael de Marcos y de sus familiares cercanos, quienes entregaron sendos reconocimientos a los miembros distinguidos del homenaje, el cual inició con una cerrada ovación al fundador de esta saga culinaria, don Marcos Guillén González junto con su esposa Conchita Rioja; así como para otros miembros distinguidos de esta estirpe que ya no están en esta vida pero cuya figura y cuyas obras permanecen en el corazón de quienes los conocieron. Tal fue el caso de amistades entrañables como la del periodista Jacobo Zabludovsky, representado por su viuda, Sarita y de figuras del toreo como Silverio Pérez que se hizo presente a través de su hija Silvia; o David Liceaga, asistiendo en la persona del matador Eduardo Liceaga.

ETERNOS GUARDIANES

En las paredes del recinto permanecen las fotografías con los rostros sonrientes de toreros como Fermín Rivera, Lorenzo Garza, Jorge Aguilar El “Ranchero” o la seriedad de Manolete; de artistas como los versátiles hermanos Soler o de las guapas Marilyn Monroe, María Félix o Rosita Arenas que desde ahí se asomaron como “Carmelo que está en el cielo” para presenciar la “emotiva faena de las tarde”. Encabezada en una primera parte, aproximadamente a las 12:00 por el Jefe Delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monrea Ávila que debió partir a otro acto.

TURISMO GASTRONÓMICO

Más adelante, se llevó a cabo el acto central, cuya voz cantante estuvo a cargo del Secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, acompañado por Hugo Vela Reina, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac); de Armando Bojórquez Patrón, presidente de la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina (Cotal); de Carlos Ramos Padilla, presidente de Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT); de Jesús González Schmal, Autoridad del Centro Histórico de la Ciudad de México; y desde luego de los anfitriones Marcos y Rafael Guillén.

HÉROE POPULAR

El que robó cámara fue el otrora campeón de boxeo Rubén Olivares El “Púas” quien llegó al sitio cargando un par de guantes y uno de cinturones que obtuvo a su paso por el mundo del ring, del que dice vale un millón de dólares, toda vez que está firmado por infinidad de sus rivales, Este ídolo del pueblo se dejó querer por los asistentes como en sus épocas de gloria.

MÁS Y MÁS TAURINOS

En el renglón de la tauromaquia llegaron al lugar, el diestro Francisco Dóddoli, presidente de la Asociación Nacional de Matadores; Pepe Arroyo, tesorero de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia; y matadores como Javier Tapia El “Cala”; el escritor Guillermo H. Cantú; el doctor Samuel Rosete; así como Paco Lazareno, que en su momento fue uno de los principales directivos de Casa Domecq y varios integrantes de diversas porras de la Plaza México.

¡A COMER!

Y salieron de la cocina, las charolas con los tradicionales pambacitos, las chalupas, los sopes con salsa verde o roja, las enmoladas, así como las bebidas que hicieron que se levantaran las copas para que rompiera el día e iniciaran los brindis por un promisorio futuro para El Taquito Taurino. ¡Felicidades, buen provecho y olé!