Lucero Álvarez se siente afortunado

Mexico, 2017-08-07 21:31:10 | Redacción ESTO

Un cuento chino narra las anécdotas de un campesino que a través de acontecimientos narra su buen o mal azar, ¿quién sabe?

Algo similar siente Lucero Álvarez, portero de Lobos BUAP al cumplir una semana de aquel choque sufrido contra Camilo Sanvezzo, en el duelo contra Querétaro.

El resultado: una triple fractura en el pómulo izquierdo y el riesgo de perder el ojo, se quedó a 3mm.  Aún se muestran estragos y el área hinchada, las costuras quirúrgicas notorias y el derrame en el ojo, su visión no se encuentra recuperada al cien por ciento, sin embargo se muestra, como el cuento lo dice, optimista y para él fue: “una desgracia con suerte”.
Declaraciones que se le tomaron después de asistir a su primera terapia; el tratamiento consta de inyecciones de células madre y aplicarse gotas de su propia sangre, entre otras cosas. La rehabilitación es diaria, para que sane el pómulo y podrá realizar  actividades físicas hasta dentro de 15 días, el total de la recuperación se estima entre 10 a 12 semanas.

También puedes leer: Los jugadores deben pagar por sus errores: Rafa Puente

Respecto a eso comentó: “desde que llegue acá a México siempre estuve convencido de que podía jugar en Primera. Hoy está un poco opacado”, comentó el sudamericano en entrevista en su casa. Aunado a esto expresó que “es un pasito para atrás para tomar impulso, creo que es algo que tienes que aprender. Ahora estar quieto, estar mentalizado que cuando vuelva lo tengo que hacer de muy buena manera. Ojalá esté tranquilo y pierda el miedo que es lo fundamental en esto”, compartió para ESPN.

La fortuna que tiene Lucero son sus retoños; “es la tranquilidad de llegar a casa. La familia siempre está, los hijos siempre están y gracias a Dios lo puedo compartir con ellos”.
Mala suerte, buena suerte; ¿quién sabe?