Luis Enrique regresa como técnico a un clásico

Mexico, 2014-10-23 10:28:23 | Redacción ESTO

EFE

El estreno de Luis Enrique Martínez en un clásico como entrenador del Barcelona alimenta el morbo del encuentro del sábado, por cuanto el exfutbolista asturiano, tras pasar por la ‘Casa Blanca’, fue uno de los focos de animadversión de la afición madridista en su posterior etapa como azulgrana.

La hinchada del Real Madrid no perdonó que el internacional no renovara con su equipo y pasara a formar parte del máximo rival. Luis Enrique abanderó las acometidas blaugranas contra su anterior conjunto y siempre fue recibido con gran hostilidad en el Santiago Bernabéu.

Había llegado al coliseo madridista el 2 de julio de 1991, día en el que fue presentado por Ramón Mendoza, presidente del Real, que pagó por su cláusula de rescisión 250 millones de pesetas.

Luis Enrique, un producto de la fructífera cantera de Mareo, se había convertido en uno de los jugadores más deseados por los grandes. El gijonés había despuntado pese a su juventud junto a los Abelardo y compañía y suyo fue el gol (en Valencia) que significó la última clasificación para la Copa de la UEFA del cuadro asturiano.

No tuvo la regularidad ni en la posición ni en el campo en su periplo como madridista. Con Radomir Antic y Benito Floro no llegó a triunfar, quizá por los constantes cambios de posición, pero con Jorge Valdano sí que vivió una de sus mejores etapas e incluso participó activamente -marcó un gol- en el 5-0 al Barcelona en la temporada 1994-95.

Con el Real Madrid ganó la Copa del Rey y la Supercopa de España en 1995 y la Liga en 1995, pero tras la campaña 1995-96, una mala temporada, no renueva por el club que preside Lorenzo Sanz y se marcha al Barcelona, en el que cumplió ocho temporadas muy exitosas, desde la 1996-97 hasta la 2003-04, tanto que fue uno de los abanderados del conjunto azulgrana y, por lo tanto, centro de las iras de los seguidores madridistas.

Ganó dos Ligas (1998 y 1999), dos Copas del Rey (1997 y 1998), una Supercopa de España (1996), otra de Europa (1997) y una Recopa (1997).

En total, en su época como jugador barcelonista visitó el Bernabéu 10 veces, una para disputar -y ganar- la final de la Copa de 1997 ante el Betis en un gran partido de Luis Figo, quien posteriormente emprendió el camino contrario, desde el Camp Nou al coliseo del Paseo de la Castellana.

Aquel día el Barcelona formó con Vitor Baía; Ferrer (Oscar, m.83), Abelardo, Couto, Sergi; Figo, De la Peña (Popescu, m.99), Guardiola, Luis Enrique, Stoichkov (Amunike, m.69); y Pizzi.

Su vuelta se produjo el 7 de diciembre de 1996. El partido acabó con triunfo del Real Madrid por 2-0, pero Luis Enrique supo manejar la gran presión ambiental que había sobre él.

Su segunda visita al Real Madrid, el 1 de noviembre de ese 1997, fue quizá una de las más polémicas. No solo porque ganó el Barcelona (2-3), sino porque Luis Enrique, tras marcar el segundo tanto catalán, mostró su camiseta azulgrana estirada a la grada. Además, el brasileño Giovanni propinó varios cortes de mangas a la afición madridista tras marcar el tanto definitivo.

El asturiano, que marcó también en el Bernabéu el tanto del 1-1 en la campaña 2002-03, perdió dos encuentros como barcelonista en el estadio del Real Madrid, donde ganó en su última visita como jugador por 1-2 en la temporada 2003/04.

Así mismo, empató a un tanto en la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones ante el Real Madrid, pero el gol de Raúl González, unido al 0-2 de la ida, significó la clasificación del conjunto de Vicente del Bosque para la final de Glasgow, en la que superó al Bayer Leverkusen con el memorable tanto de Zinedine Zidane y logró la Novena.

La tercera derrota de Luis Enrique en casa del Real Madrid llegó el curso pasado, pero lo hizo como entrenador del Celta (3-0), con goles de Karim Benzema y un doblete de Cristiano Ronaldo. Fue el día de Reyes Magos y el conjunto vigués se desfondó en el segundo periodo.

En la vuelta, en Balaídos, el equipo gallego se desquitó y venció por 2-0 con doblete del brasileño Charles tras fallos de Sergio Ramos y Xabi Alonso. El Real Madrid se despedía de la lucha por el título y el Celta encaminaba un buen final de Liga que permitió a Luis Enrique, tras la marcha de Gerardo ‘Tata’ Martino, volver al Barcelona como entrenador del primer equipo tras haber estado antes en el filial.

Este sábado escribirá su primer capítulo en su nueva etapa en el Santiago Bernabéu, al que su equipo llega como líder, con siete victorias y un empate, 22 goles a favor y cero en contra. Además, con cuatro puntos de ventaja sobre el Real Madrid. El morbo vuelve a estar garantizado y muchas de las miradas estarán dirigidas al técnico asturiano.

Las visitas de Luis Enrique al estadio Santiago Bernabéu

– Liga

1996-97 Real Madrid-Barcelona 2-0

1997-98 Real Madrid-Barcelona 2-3 (1 gol)

1998-99 Real Madrid-Barcelona 2-2

1999-00 Real Madrid-Barcelona 3-0

2000-01 Real Madrid-Barcelona 2-2

2002-03 Real Madrid-Barcelona 1-1 (1 gol)

2003-04 Real Madrid-Barcelona 1-2

2013-14 Real Madrid-Celta 3-0 (como entrenador)

– Copa del Rey:

1996-97 Octavos de final, vuelta Real Madrid-Barcelona 1-1

Final Barcelona-Betis 3-2

– Liga Campeones:

2001-02 Semifinales (vuelta) Real Madrid-Barcelona 1-1