Luis Nery mostró su artillería en los entrenamientos en Japón

Mexico, 2017-08-10 11:59:52 | Notimex

El boxeador mexicano Luis Nery realizó este jueves un entrenamiento público y dejó buena impresión en los medios japoneses rumbo a la pelea que tendrá el próximo martes contra el campeón Shinsuke Yamanaka.

“Pantera” Nery (23-0, 17 nocauts) retará al nipón Yamanaka por el campeonato gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en la Shimazu Arena de Kyoto, confiado en la preparación realizada para destronar al invicto local.

La velocidad y su fuerza con las que lució este jueves son dos de las armas con las que tratará de superar a Yamanaka, además de su juventud, ya que con 22 de edad es 12 años menor que el asiático (27-0-2, 17 nocauts), al que pronosticó podría noquear en el sexto episodio.

“Entrenamos muy bien para esto y tenemos que ganar esta pelea, es duro pero traemos una excelente preparación para ganarle y quitarle el invicto que tiene”, indicó “Pantera” Nery.

Destacó la calidad del conocido como la “Zurda de Dios”, “es un peleador fuerte, duro, zurdo, con una izquierda rápida y certera, es un peleador que se prepara muy bien, siempre llega en buenas condiciones, lleva 12 defensas de título exitosas y esperemos que esta no sea la 13”.

Checa ESTO: Ousmane Dembélé, ausente en entrenamiento del Dortmund

El tijuanense, quien coincidió con el nicaragüense Román González en el entrenamiento, al que saludó y con el que posó para las fotografías, agradeció la oportunidad titular y aseguró que volverá a casa con el cetro en su poder.

“La pelea va dedicada a todo México y Tijuana, voy a llevarles el título mundial, gracias al CMB por la oportunidad que me están dando, no los voy a defraudar, voy a dar todo sobre el ring para ganar este campeonato”, concluyó.

Durante la sesión de sparring “Pantera” Nery lució bien, además de mostrar un poco de su velocidad en el round de sombra que tuvo y su pegada en las manoplas.

En su entrenamiento público en el Teiken Gym, “Pantera” hizo dos rounds de sparring y después ejecutó rondas de manoplas, costal y cuerda hasta completar 90 minutos de un trabajo exigente.