América vence al Atlas en el último suspiro

Mexico, 2017-08-11 23:26:49 | Redacción ESTO

GOLES 

CRÓNICA 

POR ALEJANDRO ALFARO
FOTOS: ÉRIK ESTRELLA

GUADALAJARA.- Agónico, inesperado por las circunstancias, medianamente merecido por haber creado las opciones más claras, con Marchesín y Peralta como los héroes de la noche. Así fue el triunfo de un América que, con un hombre menos, se impuso en cancha de un Atlas que pudo inclinarlo de su lado, pero Caraglio falló un penalti “a lo Panenka”.

El juego no careció de emociones, al contrario, mantuvo a todos al filo de su butaca y con polémica incluida, se definió al final, desde los once pasos.

Los azulcremas ligaron su tercer triunfo y mostraron que son capaces de reponerse a las adversidades de un encuentro.

EL JUEGO

El clima en la Perla Tapatía fue inmejorable. Quería prestarse para que en el estadio Jalisco se viviera una noche de buen futbol entre Atlas y América, dos equipos con un arranque de torneo aceptable y que por sus posturas, hacían pronosticar un encuentro movido y con acciones en las áreas.

Los Zorros de inmediato quisieron asumir el rol que la localía les demandaba. Aboagye tomó la pelota y se movió a la espalda de los volantes americanistas, en donde por algunos minutos logró hacer daño, aunque no el suficiente para inquietar a la defensa americanista.

Con el correr de los minutos, las Águilas se asentaron mejor en el campo y empezaron a generar opciones que pusieron a temblar al cuadro bajo atlista. Primero una escapada de Cecilio por izquierda en la que ingresó al área, trató de clarear a Fraga, pero el esférico pasó apenas desviado.

Darwin Quintero haría su intento y cerca se quedó de empujarla de media vuelta de no ser por la figura de Fraga y los zagueros, quienes en el contrarremate respondieron revolviéndose para evitar la caída de su marco.

Fueron minutos en que los azulcremas parecía que se adelantarían en el marcador, pero el cancerbero de La Academia bajó la cortina y empezó a erigirse como figura de los suyos.

Por su parte, Atlas intentaba responder con agallas, pero no encontraba conexiones, fue impreciso en muchos de sus trazos, lo que generó que Alustiza y Caraglio quedaran regularmente en desventaja ante sus marcadores.

Para el complemento, el “Profe” Cruz dio pie al ajedrez estratégico y movió un par de piezas al darle ingreso a Tabó y Reyes, ese que fuera objeto de deseo de los “Millonetas” para este torneo.

Los movimientos funcionaron y los rojinegros se adueñaron del esférico, ganaron terreno para echar para atrás a un América que victima de un error de comunicación de Valdez y Marchesín, fue castigado con un penalti en el que el central paraguayo se fue expulsado.

Milton Caraglio sería el responsable de ejecutar desde los once pasos. El delantero se enfiló, intentó vacunar con un cobro “a lo Panenka”, pero MArchesín no se venció y rechazó el esférico. Sin embargo, el daño para la defensiva americanista estaba hecho, ya que Bruno Valdez se fue expulsado.

En la siguiente jugada, Peralta fue derribado por Barreiro dentro del área, pero Fernando Guerrero decidió que la jugada era limpia y marcó tiro de esquina.

Pese al hombre más en la cancha, la cercanía del final del encuentro llevó a tomar mesura a los rojinegros, que bajaron la intensidad; mientras que América ajustó para cubrir la ausencia de Valdez y reforzó su medio campo, al igual que la defensa, esperando que algún contragolpe le diera la llave para encontrar un chance.

En la agonía del encuentro, una pelota al área atlista propició que Edson Álvarez cayera derribado, a lo que el “Cantante” Guerrero decidió marcar al manchón de penalti, por lo que la última acción definiría el resultado del encuentro.

Oribe Peralta no perdonó. Fraga estuvo cerca, pero la estrada fue inútil, el cobro entró esquinado e inalcanzable. Todo estaba decidido, con uno menos, las Águilas volaron en patio ajeno.

ACCIONES