“Juventus: black and White stripes”, un filme imperdible

Mexico, 2017-08-13 12:51:33 | Redacción ESTO

Foto: Internet

 

POR EL JOY

La noche del viernes pasado, el cine Tonalá de la colonia Roma volvió a registrar un lleno, ahora para ver una película excelente ligada al deporte: “Juventus: black and White stripes”, de los directores italianos Marco y Mauro de Villa (presentes en el evento), quienes estructuraron la historia del equipo Juventus de Italia y su trayectoria ligada a la familia Agnelli, considerados “Los Kennedy de Italia”.

Una cautivadora película que se proyectó dentro del Hincha Film Fest 2017 organizado por el cronista de TV Azteca Antonio Rosique.

FAMILIA DE LEYENDA

No se concibe hacer una historia de la Juventus si no se involucra a sus dueños, los Agnelli.

Los directores Marco y Mauro señalaron poco antes del inicio de la proyección de la cinta, que les llevó siete años filmarlo, pero tres más en recolectar datos, testimonios, y sobre todo material fílmico para una obra de dos horas de duración en pantalla.

Este equipo, que ha ganado más títulos en la historia del futbol italiano con 33, nació en 1897, cuando un grupo de estudiantes decidieron fundar un club de futbol soccer, y en 1900 quedó registrado en la incipiente Federación Italiana de este deporte. El equipo camina vacilante durante años, parece que podría desaparecer, pero el 24 de julio de 1923 el magnate Edoardo Agnelli, vicepresidente de la Fiat, decide comprarlo, y ahí propiamente nace la gran historia del conjunto nombrado también “La Vecchia signora”.

A partir de entonces la Juventus se convierte en uno de los principales equipos del país, ganan títulos, su dueño Edoardo goza inmensamente con los triunfos, hasta que el 14 de julio de 1935 fallece en un avionazo en Génova.

Lo sustituye su hijo Gianni, con el cual se inicia el largo periodo de la supremacía de la “Juve”. Y entonces vienen los años en los que se entabla una guerra entre Gianni con su equipo Juventus; Angelo Morati, dueño del Inter de Milán, y Silvio Berlusconi, propietario del Milán. Es una lucha entre los tres millonarios por tener al mejor equipo, al campeón, al que poseía los mejores jugadores. Y así se fueron los años, repartiéndose el titulo entre las tres instituciones.

A través de la pantalla podemos ver pasar a grandes jugadores del equipo de camiseta de rayas blancas y negras: Combi, Schiavio, Sivori, Monti, Cesarini, John Charles, Zlatan, Platini, Baggio, Buffon, Pirlo, Zidane, y decenas más.

La historia de esta familia, la más rica de Italia, se ve empañada por la tragedia en varias ocasiones, ya que aparte del avionazo en donde murió Edoardo, el nieto del mismo nombre se suicidó, y Giovanni Alberto Agnelli, nombrado sucesor de Gianni, fallece de cáncer siendo muy joven. Y Gianni, el forjador de este imperio futbolístico, muere el 24 de enero de 2003. Toda Italia es sacudida por la infausta noticia.

En la película se menciona la tragedia de Heysel, Bélgica, en donde murieron 39 aficionados cuando el público provocó una avalancha en un encuentro de la Juventus y el Liverpool dentro de la Copa de Europa, el 29 de mayo de 1985.

La cinta remata con la época actual de la Juventus, en la que hasta el momento ha ganado seis campeonatos de liga consecutivos, y está colocado entre los mejores conjuntos del mundo. Artífice de estos logros lo es Andrea Agnelli, presidente del club desde 2010. El filme nos permite ver la fastuosidad en la que viven los Agnelli. John, el nieto, es quien hasta ahora está al mando de la Fiat, de las acciones de Ferrari, y de la Juventus.