Por la calificación perfecta, Real Madrid ansía aprobar su examen más exigente

Mexico, 2014-10-24 09:39:24 | Redacción ESTO

Foto: DANIEL CHANONA

POR DANIEL CHANONA
CORRESPONSAL

MADRID, España.- El Real Madrid quiere aprobarse con honores. Carlo Ancelotti se refirió al clásico de este sábado como el examen más importante al que será sometido su plantilla. Los de Valdebebas ansían un 10 en la boleta, y los tres puntos en la clasificación global.

“Cada partido es un examen para nosotros, mañana vamos a hacer otro examen contra un equipo más competitivo. Hasta el momento estoy satisfecho con nuestras actuaciones, esperamos que podamos seguir. Creo que el equipo ha entendido muy bien en lo que estábamos fallando, hubo autocrítica. Con trabajo hemos conseguido el equilibrio deseado. Los jugadores se han sacrificado”, expuso el entrenador italiano en la antesala de la Jornada 9.

RIVAL MOTIVADO
“En un clásico la presión es normal. El año pasado no lo iniciamos bien contra el Atlético de Madrid y Barcelona, ahora llegamos en mejor momento, por eso esperamos obtener un mejor resultado. Conocemos muy bien las características del Barcelona: veo a un equipo más motivado, más vertical y mejor en defensa. Lo mejor será mantener nuestra idea y ‘jugar a top’ (sic.), porque para ganarlo necesitamos dar un gran partido”, opinó de su adversario, al que se enfrentará por cuarta vez desde que tomó la riendas del combinado merengue.

“El plan será el de siempre: intentar recortarles el espacio a los delanteros, no dejarles espacio a las últimas dos líneas, así tendremos más control. Los dos equipos no solo tienen una calidad ofensiva, es claro que defender bien, es muy importante, puede ser una llave en el partido”, desveló sin meditar su respuesta.

Añadió con modestia: “No somos perfectos, algunas debilidades tenemos, no hay equipo perfecto en el mundo. A los jugadores hay que darles las indicaciones necesarias para afrontar este partido”.

SORPRENDERÁ
El mandamás blanco, sonriente, advirtió conjurar una sorpresa en su alineación, pues se declaró arrepentido de compartir su once en un programa radiofónico español: “Todo el tiempo estoy pensando en este juego, es una felicidad, no me presiona, tengo en la cabeza poner una sorpresa en la alineación; puede ser que ponga un mediocampista y quiete a un delantero, o viceversa”, lanzó con picardía.

SUÁREZ LE DA IGUAL
Asimismo, descartó la superioridad de su equipo: “No creo que tengamos ventaja (en medio campo), porque desde siempre el Barcelona ha tenido jugadores con mucha calidad y experiencia”. Y resolvió para agotar su intervención: “No es problema mío que juegue o no Luis Suárez, eso no cambia nuestra idea del partido, ni la de ellos”.