¡No defraudan! América y Tigres brindan emocionante empate

Para seguir el minuto a minuto en directo da click aquí

GOLES

Enner Valencia marca el 1-0

William Da Silva hace el empate

Valencia marca el 2-1

Díaz cierra la cuenta

CRÓNICA

AUTÉNTICA pelea de tú a tú fue la que brindaron América y Tigres en el estadio Azteca, en donde el saldo arrojó un empate tras un tiempo dominado por cada escuadra y la sensación de que los azulcremas pudieron hacer más, pero la falta de contundencia no permitió que se llevaran algo más. Perdonaron y en el pecado llevaron la penitencia.

Enner Valencia se hizo presente con un doblete que lo llevó a compartir el liderato de goleo con Julián Quiñones; mientras que por parte de las Águilas, William da Silva y Alejandro Díaz levantaron la mano.

Gran exhibición en Santa Úrsula. El juego respondió a las expectativas y confirmó que estos dos cuadros serán aspirantes al campeonato.

EL JUEGO

De poder a poder resultó el encuentro entre América y Tigres. Dos de las plantillas más costosas de la Liga se vieron las caras en el estadio Azteca para ofrecer un encuentro disputado, con dominio alterno y duelos interesantes en diversos sectores de la cancha.

Contrario a lo esperado, los de la U de Nuevo León se encargaron de controlar la pelota y las acciones desde el inicio, esto a pesar de dejar en la banca a figuras como André-Pierre Gignac y Eduardo Vargas, lo que sorprendió a más de uno.

El cuadro de Ferretti no le presto la pelota a las Águilas, la circuló de un lado a otro y comenzó a generar opciones de peligro sobre el arco de Marchesín, siendo la de mayor apremio cuando Damm se incorporó por derecha, llegó sin marca y habilitó a Zelarayán, quien con su disparo ya había vencido al meta americanista, pero cuando se cantaba el gol, Enner Valencia tapó el envío y se marcó fuera de lugar de manera increíble. Este sería solamente un aviso de lo que vendría más adelante, ya que Jürgen volvió a ganar en la individual a Samudio, quien lo desplazó ilegalmente dentro del área para que se marcara un penalti inobjetable.

Enner Valencia sería el encargado de ejecutar, y lo hizo con maestría. El ecuatoriano hizo gala de temple y cobró con tranquilidad para engañar a “Marche”. Tigres se adelantaba y los “Incomparables” que hicieron el viaje festejaban en la grada.

El tanto resultó un mazazo duro para las Águilas, que intentaron reaccionar pero se encontraron con un oponente bien parado en su cuadro bajo, que no les dio espacios, por lo que batallaron considerablemente para conseguir el empate.

Sería Darwin Quintero el encargado de hacer la diferencia para los suyos al sacarse de la chistera un recorte vistoso, un túnel a su marcador para romper la zaga y habilitar a William da Silva, quien entró por el centro para terminar con un tiro raso y entre las piernas de Nahuel Guzmán. Gol de los cremas y paridad en el electrónico.

Sin lugar a dudas esta acción inquietó a Tigres, que de inmediato fue al frente y cerca estuvo de recuperar la ventaja de no ser por Marchesín quien se mandó una gran atajada a una mano luego de un remate de cabeza de Zelarayán que amenazaba con colarse pegado al poste, pero el argentino lo impidió, por lo que mantuvo el empate para su causa antes del descanso.

Con el impulso anímico del empate, América volvió del descanso más agresivo y con mayor determinación. Propuso desde la reanudación y logró cimbrar la puerta de Nahuel con un potente disparo de Samudio desde fuera del área que reventó el poste derecho. Se salvaban los felinos.

Nuevamente los americanistas estarían cerca del gol. Renato Ibarra tuvo tiempo y espacio para levantar la cabeza y meter un centro preciso a la ubicación de Oribe Peralta, quien le ganó el salto a Ayala y cuando se cantaba la anotación en la grada, el “Cepillo” mandó por encima el cabezazo ante la incredulidad de los presentes.

En busca de volver a ser ese equipo peligroso del primer tiempo, el “Tuca” Ferretti mandó a la cancha a un conocido verdugo de su rival: Gignac, quien entró con el deseo de marcar una vez más en el Azteca, como lo hizo en todas sus presentaciones anteriores en este campo.

Otra vez las Águilas se aproximarían con peligro. Ibarra de nueva cuenta desbordó por derecha y metió la asistencia precisa, esta vez para Cecilio Domínguez, quien picó con la cabeza y se encontró con la pierna de Nahuel, con la que el pampero salvó a Tigres.

Bien dice el adagio futbolero: los goles que no hagas los verás hacer. Y en este caso, Valencia consiguió su doblete y castigó con él la falta de contundencia de su rival. Centro raso de Aquino por derecha que recorrió el área y llegó a la ubicación del ecuatoriano para que le pegara de derecha para dejar sin nada que hacer a Marchesín.

En la agonía del encuentro, bajo un auténtico diluvio, América encontraría el empate en un tiro de esquina donde el primer remate rebotó en la humanidad de Guzmán, lo que dejó el balón a merced del recién ingresado “Wero” Díaz, quien únicamente la tuvo que empujar.

En el cierre, ambos se batieron en un intercambio de llegadas, el juego fue de ida y vuelta, ambos tuvieron la oportunidad de quedarse con el botín completo, pero no hubo más. Todo terminó en un justo empate.

¡Habrá Clásico para despedir al Azul!

Leyendas de La Máquina y las Águilas se verán las caras antes de que el inmueble sea demolido

América y el Apertura 2018: Una nueva oportunidad

Las Águilas se han quedado en semifinales en dos ocasiones

Misael Espinoza siempre quiso jugar en Cruz Azul

El ex seleccionado nacional confesó a ESTO que se quedó con las ganas de jugar para La Máquina

Toluca golea a Lobos en su debut en la Liga MX Femenil

Las Diablitas comenzaron de manera contundente el Apertura pasandole por encima a la BUAP

Newslwtter
NOTICIAS