Cotto vs Mayweather II, la otra batalla

Mexico, 2017-08-20 21:31:14 | Redacción ESTO

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO

El puertorriqueño Miguel Cotto es uno de los adversarios de Floyd “Money” Mayweather que más han golpeado al peleador nacido en Grand Rapids, Michigan. Éste finalmente lo venció por puntos en 12 asaltos el 5 de mayo de 2012, por el cetro mundial superwelter de la WBA, y ahora Cotto se enfrenta de nuevo a Mayweather, pero por la audiencia del próximo sábado, cuando ambos volverán a escalar el ring en circunstancias inimaginables por parte del púgil estadounidense.

Como ya todos estamos enterados, a Mayweather se le ocurrió regresar de otro supuesto retiro porque le urge refrescar sus desgastadas finanzas personales y bien se ocupó de que sea en una contienda con todas las reglas a su favor, puesto que en la esquina opuesta tendrá al irlandés Conor McGregor, un personaje muy famoso en el mundo de las artes marciales mixtas pero que nunca ha sostenido una pelea de boxeo profesional. Esto significa que Conor tendrá sus manos envueltas en guantes muy distintos a los de la MMA o la UFC, es decir con más acojinamiento y totalmente cerrados.

Por su parte, en la misma noche del 26 de agosto en el StubHub Center de Carson, California, Cotto intercambiará golpes con el incansable japonés Yoshihiro Kamegai por el vacante cinturón de monarca mundial superwelter de la WBO. Este pleito ya estaba programado por Golden Boy Promotions, cuando Mayweather decidió atender los reiterados desafíos que McGregor le lanzaba por las redes sociales y programó esa cita para la misma fecha en la T-Mobile Arena.

LOS MOTIVOS DE FLOYD

Aparte de ser acuciado por las bajas en su economía debido a su excesivo tren de gastos, Mayweather tenía otro motivo poderoso. Uno de ellos es la profunda molestia que le causó que Óscar de la Hoya, su ex enemigo en el ring y ahora en el terreno de la promoción, “le arrebató” por primera vez en muchos años el fin de semana de las fiestas patrias de los mexicanos.

De la Hoya anunció con la espectacularidad que el caso requería, que finalmente concretó el esperado combate entre Saúl “Canelo” Álvarez y el imbatido kazajo Gennady “GGG” Golovkin para el 16 de septiembre en la T-Mobile Arena de Las Vegas.

Resulta obvio que Mayweather ha estudiado hasta el hartazgo el estilo de combate de McGregor, que se distingue por ser un fiero batallador al que le encanta lanzarse al ataque. Esa es la clase de adversarios que le gustan a Floyd, el más hábil y letal contragolpeador de los últimos tiempos.

Pero definitivamente el punto de mayor inclinación a favor de Mayweather es que McGregor estará totalmente sujeto a las reglas de la Asociación de Comisiones de Boxeo de Estados Unidos y no podrá utilizar ninguno de los recursos con los que acostumbra someter a sus contrapartes en la UFC. Le estará vedado derribar a Floyd sujetándolo de cualquier parte del cuerpo o emplear codazos, así como asestar golpes tipo karate o con la parte anterior del guante, y propinar impactos en la nuca o por debajo del cinturón, o aplicar palancas contra el cuello o los brazos.

Incurrir en cualquier infracción contra las reglas boxísticas, además de ser descalificado, le costaría a Conor una multa millonaria. Y se supone que Mayweather no puede prestarse a “ponerle pimienta al singular duelo si arriesga de más”, porque ello significaría otorgar esa ventaja que McGregor está en espera de encontrar como su única oportunidad de un éxito que se antoja remoto.

ALÍ-IÑOKI

Se estima que esta contienda tan rara entre Mayweather y McGregor resultará algo parecido a lo que ocurrió cuando Muhammad Alí “peleó” con el luchador japonés Antonio Iñoki y el resultado fue de empate después de 15 soporíferos asaltos. Si usted no ha visto esa farsa que el legendario promotor Bob Arum ha calificado como uno de los peores errores de su vida, puede echar un vistazo a YouTube o aquí podemos decirle que Iñoki se la pasó todo el tiempo tirado en el piso, desde donde lanzaba patadas cuya mayoría eran esquivadas por un Alí que solamente necesitó ponerse en modo de canguro para neutralizarlo. (Foto: YouTube)