Monterrey y Tigres reparten puntos en un intenso clásico regio

Mexico, 2014-10-25 21:30:13 | Miguel Ángel Mujica



[symple_tabgroup]
[symple_tab title=”Crónica”]
POR MIGUEL ÁNGEL MÚJICA
FOTOS: JESÚS TÉLLEZ
ENVIADOS ESPECIALES

MONTERREY.- Faltan tres jornadas para que comience la Liguilla, pero en Monterrey ya huele a Fiesta Grande. Vaya clásico, vaya partido, al final, Rayados y Tigres cerraron un empate, 2-2, aunque mostrando un nivel netamente de fase final.

Un tiempo para cada quien, en el primero los felinos borraron de la cancha al rival muy a su estilo, pero en el segundo fue La Pandilla el que dirigió el rimo del encuentro, al final, un canterano, Guillermo Madrigal fue el encargado de sellar el empate entre dos rivales que prácticamente están en la Fiesta Grande.

Anoche en el Tecnológico el ganador fue el espectáculo, una paridad que deja muy agusto a la gente, pero sobretodo que hace sentir que la Liguilla está muy cerca gracias al buen futbol mostrado.

EL JUEGO

Guerra de porras en la tribuna, un mosaico albiazul en la grada y los protagonistas en la cancha. ¡Comienza el clásico regiomontano!

Cada quien a su estilo, Rayados toma la iniciativa, de inmediato Cardozo se anima por la banda, el argentino se encuentra frente a él a un lateral izquierdo improvisado, el “Gringo” Torres, pero ni así puede pasar, del otro lado de la cancha, Velarde comienza a volantear, más complicada la tiene el ex puma, quien se encuentra con una pared en el “Guty” Estrada, Rayados domina pero no concreta.

Los minutos pasan y el trabajo de Arévalo se comienza a notar, el el “Cacha” quien desde la media cancha da salida al cuadro del “Tuca” Ferretti, incluso, es un pase del uruguayo el que habilita al más activo en el cuadro felino, Guerrón, Joffre dispara pero se va lejos.

No pasa mucho tiempo y las emociones son ahogadas por el ambiente, el estadio está tranquilo, pero Álvarez se encuentra un esférico, manda el centro y sin que nadie se diera cuenta, Guerrón pone al frente a los visitantes. ¡Gol de Tigres!
Con la ventaja en el marcador, Tigres le presta la pelota a Rayados, el local cae en la trampa felina y sin darse cuenta, Hérculez Gómez le pone el segundo en la frente, el felino ruge en la cancha de su rival más odiado.

Ni el Tec, ni Barra lo creen, Carlos se anima a dar gritos, Pabón lo escucha y sin dudar se anima de fuera del área… ¡Palo! El esférico llora tras el impacto el el larguero de Guzmán, pero la cosa no acaba ahí, es el mismo Dorlan el que se anima, de “chilena” lo vuelve a intentar, pero se va por arriba. Una lástima.

El primer lapso se acaba, Pérez Durán pita y con la voz de los aficionados Tigres ¡Guerrón, Guerrón! se despiden los protagonistas.

REGRESÓ

La respuesta de Carlos Barra es sacar a Velarde y poner dinamita en su ataque, el “Chelito” Delgado entra para intentar rescatar el encuentro para Rayados, pero no es una acción de César la que pone al local en la pelea, Guzmán salió inesperadamente de su meta, Zavala lo aprovecha y Monterrey ya está en el marcador.

Ferretti observa que su equipo se queda sin ideas, incluso es “ayudado” en una decisión arbitral, en la que Ayala impacta a Suazo y el silbante Pérez Durán se guarda la tarjeta amarilla, la que hubiese sido la segunda para el central.

A base de artimañas, faltas y cambios el “Tuca” y sus felinos enfrían el encuentro, Barra se desespera y manda al joven Madrigal a la cancha, su último cartucho desde la banca, el chamaco no sabe lo que le viene.

El tiempo se expira, Madrigal está en el área, ve como Pabón y Suazo triangular, se mete al centro del área; Guzmán sale desesperado en búsqueda del balón, Dorlan toca y el novato la manda guardar. ¡Gol de Rayados, el empate!

El cierre del juego es de alarido, primero porque Suazo no logra empujarla y luego porque le anulan un gol a Lugo. El clásico termina en empate, pero con la promesa que enfrentará a Rayados y Tigres en la Liguilla.
[/symple_tab]
[symple_tab title=”Minuto a Minuto”]


[/symple_tab]
[symple_tab title=”Estadísticas”]
[/symple_tab]
[/symple_tabgroup]