Murió el ex púgil Pedro Biesca

Mexico, 2014-10-25 11:48:56 | María Vega

ERAN las 4.30 de la madrugada de este viernes, cuando dejó de existir el que fuera gran boxeador mexicano Pedro Biesca, en una unidad del Instituto Mexicano del Seguro Social. La causa principal de su deceso fue la serie de problemas en sus pulmones, algo que le aquejaba desde hace tiempo.
Don Pedro Biesca será recordado siempre no solamente por ser un excelente réferi y juez, sino además porque fue uno de los primeros peleadores mexicanos que hizo gran carrera como peso pluma y ligero en cuadriláteros de Estados Unidos, en donde se enfrentó a lo mejor del orbe de esos tiempos, hasta convertirse en estrella habitual del pugilismo de Nueva York.
Pedro Biesca contaba con 90 años de edad. Era originario de Irapuato, Guanajuato.
Su familia cuenta que eran los finales de la década de los años 30, cuando decidió a buscar fama y fortuna a la Unión Americana como bracero, y bajo contrato con una compañía. Biesca se asentó en Nueva Jersey, y ya estando por esos lares tomó la decisión de comenzar a boxear.
Fue amateur. Al hacerse profesional, combatió de 1945 a 1956. Debutó el 16 de octubre de 1945 con un empate contra Joey Fernández en Jersey Gardens, Nueva Jersey. Su última pelea tuvo un final igual que en su inicio en los cuadriláteros, al empatar con Tobe Peñaloza, en Acapulco.
Se dice que tuvo más de 100 peleas, aunque registradas oficialmente solo hay casi 70. Por años fue estelarista en arenas famosas y legendarias, como el Madison Square Garden, el Boston Garden, la Arena San Nicolás de Nueva York y del distrito de Jamaica, en Queens, entre otras.
El 6 de enero de 1948 sostuvo la pelea más importante de su carrera, cuando se enfrentó a Willie Pep, uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos, y perdió por puntos en el Auditorio de Hartford, Connecticut. Biesca pasó largas temporadas en Nueva York y Nueva Jersey.

VIVIÓ EN NAUCALPAN
Al regresar a México para quedarse a vivir definitivamente, puso un bar por el rumbo de Naucalpan. Su familia aún recuerda que ESTO estuvo presente en la inauguración, en un día inolvidable.
Biesca y su esposa Julia procrearon ocho hijos, de los que sobreviven seis y muchos nietos. Su esposa falleció hace tiempo.
Don Pedro fue velado la noche del viernes en una funeraria del DF, y este sábado será sepultado en el panteón de Dolores.
Descanse en paz el que fuera un gran boxeador y un gran hombre, don Pedro Biesca. (Castellanos)