Real Madrid se lleva el Clásico Español con remontada letal

[new_royalslider id=”183″]

POR DANIEL CHANONA
CORREPONSAL

MADRID, España.- Sol y sombra, todo y nada… así fueron sus protagonistas. Con matices artísticos y efervescencia marcada. Sin embargo, la posibilidad última de una cosa siempre es mágica, porque puede alterar la realidad en forma inexplicable; esto no significa que se aparte de la lógica, relata Villoro. Y es que Real Madrid y Barcelona tienen la gracia de encallar el mundo y liberarlo del anclaje apasionado hora y media después.
Porque el tiempo en el futbol es tan relativo como la teoría de Einstein, como los goles de Cristiano, como la discreta exhibición de Luis Suárez, como la entonces inquebrantable meta de Bravo y como los récords por batir de Lionel Messi. Telmo Zarra de reojo le observa, sin temor a que la historia le refiera en breve como el segundo máximo rompe redes de España.
El Santiago Bernabéu calló por un segundo. Tras él, suspiros de resignación. El Barcelona, entonces, hubo roto la igualdad en su primera contra del partido. Al minuto 3 Suárez recibió sobre el carril derecho, en el último tercio de la cancha; alzó la vista y trazó para Neymar, frente a la timorata marcación de Marcelo, Pepe y Sergio Ramos. Iker aguantó, mas fue vencido por un disparo bien colocado al ángulo inferior izquierdo de su portería. Messi, que no intervino físicamente en la acción, de un movimiento hizo dudar a la defensa para liberarle, por consecuencia, el carril contrario al brasileño. El futbol también se juega sin pelota.
Ronaldo reculó para agilizar el robo de la esférica, mientras Kroos y Modric pretendían ensombrecer el pulcro toque catalán de medio campo. Cristiano, en comunión con Isco, se quitó de encima a Xavi Hernández y Busquets, aceleró para cederle a Benzema un balón a temple. El francés estrelló su remate en el larguero. Fue el desdoble mejor laborado del Madrid sobre el minuto 10 de la contienda.
Barcelona resultó prudente y cauteloso. Adormeció a los de Ancelotti con transiciones lentas que derivaron en roces constantes sobre el círculo central. Puso en ejemplo el equilibrio. Sin prisas, los blaugranas tejieron a placer. Con menos vértigo y más puntuales en la pegada final. Al minuto 22, Casillas se dibujó una atajada surrealista para desviar a córner un remate a bocajarro, casi nunca errado, de Lionel Messi. Allí la grada sí coreó su nombre. El Real Madrid comenzaba a recobrar sentido y a creer en los milagros… o en una mano amiga.
Piqué “atajó” con el brazo izquierdo, en el vestíbulo del área grande, un destello raso de Marcelo con sentido manifiesto de anotación. Gil Manzano decretó la falta y amonestó al zaguero, que no luce a plenitud en la era reciente. Víctima de la imprudencia de su compañero, Bravo intentará redimir su imbatibilidad en temporadas posteriores. Ojalá le sobre tiempo; hablando de relatividad. Cristiano Ronaldo enseguida cobró la pena máxima, otra más que se apega a la rutina, e igualó 1-1 los tableros al minuto 34.
Al descanso, menor sacrificio de puntuales jugadores blancos y cánticos de aliento para quienes merecieron la pena. Incluso siendo, algunos, visitantes.
Con seguridad, advertimientos realizó Carletto en el vestuario. James figuró por vez primera con notoriedad. Carrerilla a tope del colombiano, desahogo a Benzema y trallazo del “7” para un tiro de esquina por la punta diestra. Al minuto 50, inmediata reivindicación de Pepe al rubricarse el 2 a 1, tras un remate con la testa apareciendo desde el fondo. El teatro de la Castellana rompió en júbilo.
El Real Madrid recuperó sensaciones. Isco revivió una acción en decadencia; el malagueño, como ya se ha vuelto una costumbre, mostró coraje y valentía. Hurtó un balón casi perdido para liderar el desdoble, justo en los límites del flanco izquierdo, en el que intervinieron Cristiano, de nuevo James, y Benzema, quien marcó el 3-1 al minuto 60.
En consecuencia, un monólogo del conjunto local, mientras los “óles” del Bernabéu vistieron a un equipo distinto, muy distinto al del arranque, y desarroparon al que portó, por grandes lapsos, atuendos de etiqueta.
GOLES
0-1 MIN. 03: Neymar se quitó la marca de Pepe y Sergio Ramos, disparó cruzado con el pie derecho y batió a Casillas en el ángulo inferior izquierdo de su portería.
1-1 MIN. 34: Penalti a favor del Real Madrid que cobró Cristiano Ronaldo a la izquierda de Claudio Bravo.
2-1 MIN. 50: Tiro de equina que remata Pepe con la cabeza ante la desconcentración de la defensa catalana.
3-1 MIN. 60: Isco robó un balón casi perdido para liderar la contra, en la que intervinieron Cristiano Ronaldo, James y Benzema, quien marcó el cuarto gol del partido.
ALINEACIONES
REAL MADRID: 1.- Iker Casillas, 3.- Pepe, 4.- Sergio Ramos, 7.- Cristiano Ronaldo, 8.- Toni Kroos, 9.- Karim Benzema (6.- Sami Khedira 86’), 10.- James Rodríguez, 12.- Marcelo, 15.- Dani Carvajal, 19.- Luka Modric(17.- Álvaro Arbeloa 88’) e 23.- Isco (24.- Asier Illarramendi 82’). DT.- Carlo Ancelotti.
BARCELONA: 3.- Gerard Piqué, 5.- Sergio Busquets, 6.- Xavi Hernández (4.- Ivan Rakitic 60’), 8.- Andrés Iniesta (20.- Sergio Roberto 72’), 9.- Luis Suárez (7.- Pedro Rodríguez 68’), 10.- Lionel Messi, 11.- Neymar, 13.- Claudio Bravo, 14.- Javier Mascherano y 24.- Jérémy Mathieu. DT.- Luis Enrique.
ÁRBITROS
CENTRAL: Jesús Gil Manzano.
ASISTENTES: Ángel Nevado y Miguel Martínez.
AMONESTADOS
REAL MADRID: Carvajal (73’).
BARCLONA: Neymar (13´), Piqué (33’), Iniesta (37’).

Barcelona arrancó su temporada con un título

Barcelona conquistó su tradicional torneo amistoso de pretemporada, el Trofeo Joan Gamper.

Messi promete dejar todo por ganar la Champions

El capitán del Barcelona sabe la importancia del torneo.

Real Madrid va con todo por Hazard

El conjunto merengue tendría preparada una fuerte suma para llevarse al jugador.

En la ilusión nunca nos sentimos menos que nadie: Simeone

El técnico sólo ha contado con todos sus efectivos por primera vez para un entrenamiento el pasado jueves

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS