Domínguez y Román, con valor e idea

Mexico, 2017-09-10 21:58:40 | Redacción ESTO

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

FOTOS: ALEJANDRO VILLA

La cuarta novillada sin picadores de la temporada Duelos Taurinos-Soñadores de Gloria, dejó ver a dos novilleros con deseos de querer llegar alto, ya que ambos dejaron de manifiesto sobrada disposición, entrega e idea de lo que quieren ser. Nos referimos a Eduardo Domínguez y Roberto Román, este último de la Academia Taurina Municipal de Aguascalientes. El camino de cada uno es largo, sin embargo, los dos están apunto de cocción, es cuestión de entrenamientos y visitas al campo. Lo importante es que no se les pierda la continuidad. Ayer dejaron patentado principalmente la base para ser torero: el valor, ya que jamás echaron paso atrás pese a todas las adversidades que generaron. Aunado, decíamos, a que ya tienen un cimiente importante de aprendizaje y aunque durante sus intervenciones quisieron mostrar todo al mismo tiempo, dosificando y con asentamiento no tardarán en verse a dos toreros muy bien parados.

MATICES

Cuatro debuts tuvo el cuarto duelo. Completaron Jaime Hernández y Sebastián Soriano, el primero más imberbe, el segundo dinamita pura, con el ímpetu desbocado y el ansia descontrolada. Tiene también buenas ideas, pero es claro que le hace falta mucho más asentamiento. Hernández pertenece a la escuela Espectáculos Taurinos de México, al parecer es de los menos avanzados. Mientras que Soriano es hechura de la escuela del matador Uriel Moreno “El Zapata” y se notó, ya que banderilleó con suma agilidad.

Tarde de contrastes en cuestión de clima, nublado, sol, algo de llovizna y terminó el festejo bajo un frió atroz. La entrada no aprieta.

EXCELENTE NOVILLADA

Punto y aparte el ganado. El ingeniero Armando Guadiana Tijerina envió seis novillos con apariencia de toritos. Muy bien presentados, apretaditos de carnes y de hechuras bastante atractivas. Unos dijes si me apuran, pero serios. Muy serios para los tres años que cada uno tenía de edad. En líneas generales se dejaron meter mano, todos bravos. El primero noble, fijo, con recorrido y calidad. El segundo, un tanto débil y un tanto aspero, pero noble. El tercero se paró y mostró ciertas complicaciones, pero nada que no se pudiera resolver para meterlo en la canasta. El cuarto de embestida muy sería, bravo, con motor y codicia. El quinto también se mostró bueno, al igual que el sexto, con calidad y recorrido.

La dehesa saltillense tuvo una triunfal presentación, lástima que todos los astados se fueron con las orejas y los rabos, que a decir verdad algunos trían los trofeos prácticamente desprendidos.

BUEN SABOR

Eduardo Domínguez, primer espada, se fue cerca de los medios del ruedo a esperar a su socio para recetarle una larga de hinojos con la capa. Verónicas y gaoneras como continuación e intentó hacer quites echándose la capa a la espalda, pero solo consiguió dos volteretas que no le mermaron en lo absoluto. Estupendo animal el que enfrentó, con clase y calidad, fijo en la muleta, muy noble. El torero extrajo pases de buena manufactura, aunque evidentemente no estuvo a la altura del excelente astado. Pero dejo constancia de disposición, deseos y valor. Es lo importante, tiene con qué y ojalá mantenga la continuidad para que se pueda lograr. Mal con espada, mal con el descabello, dos avisos.

Lidió el quinto novillo: quitó por tafalleras y con la muleta dejó momentos de calidad, gusta de correr la mano bien clavado al piso y de seguir así seguro muy pronto veremos el potencial de este torero, que dejo buen sabor. La historia con la espada fue la misma. Aviso.

ALBOROTÓ LA ROMERÍA

Roberto Román, tercer espada, se animó para recibir de larga cambiada de hinojos pegado a tablas. Luego logró una serie de cordobinas para rematar con un larga hincado, que alegraron a la romería. Y quitó con el ojalá de excelente trazo; respondió Soriano y cuando se alistaba para replicar Román, éste recibió fuerte impacto al citar, pero ni siquiera pestañeó. Mejor dio paso a las banderillas.

No le puso nada fácil las cosas el de Guadiana, que se pensaba las cosas para embestir. Román se plantó en la arena y le aguanto lo que el bicho le arreó, ya que no se amilanó pese a dos pares de arropones que recibió. Corrió la mano bien ceñido, sin importar qué tanto se le venciera por ambos pitones, el coletudo siempre estuvo en la línea de fuego intentando extraer pases, echándole cabeza al asunto. Bien por el torero. Mal con espada y descabello, dos avisos. A petición del público salió al tercio, retribución bien ganada.

El novillero hidrocálido se ganó la lidia del sexto novillo. A este lo recibió lucido por tafalleras. Con la muleta trazó mejor sus muletazos por ambos lados, más entendido y con reposo, lástima que el novillo se fue a menos. Lo saco de los tercio para el centro del ruedo y ahí todavía le extrajo un par de pases más de muy buena manufactura, dejando ver una vez más que está casi a punto del cocción. Mal con el acero, dos avisos.

DINAMITA PURA

Sebastián Soriano, cuarto espada, se fue también a los medios de la plaza e intentó recibir de una larga cambiada, un poco mejor se vio en el segundo intento. Y aunque pasó apuros en los quites, no se echó para atrás en las tafalleras. Tuvo un impactante tercio de banderillas, sobre todo por lo mucho con que le apretó el astado, pero el chamaco se las sabe y se dio vuelo colocando al galleo, al violín y al quiebro. Tiene la idea muy clara y recursos necesarios, pero a la hora de buscar estructurar con la muleta pierde los papeles. Aunado al viento que le flameaba la muleta, el asunto se puso más complicado. Y vaya zapateados que se llevó, ya que su astado no le perdonó error. Su oponente siempre mostró pelea, fue un contrincante que se tomó las cosas muy en serio. No se anduvo con cuentos y así lo hizo valer frente al joven torero. Otro buen prospecto que ojalá mantenga la continuidad. Mal con espada y descabello, afortunadamente cayó el novillo, pues ya tenía en la cuanta dos avisos. Pero lo levantó el puntillero y sonó el tercer aviso. Oficial: el astado se le fue vivo. Al final el público aplaudió la labor del tlaxcalteca.

SIN CUADRATURA

Por su parte, Jaime Hernández, segundo espada, poco pudo mostrar y con tantito que el socio se le fue a menos por el punto de debilidad que tuvo, el coletudo no encontró la cuadratura y termino embarullado en las manoletinas. Por deseos no paro. Mal con la espada, un aviso.

A DESTACAR

Los novillos de la ganadería saltillense de Guadiana protagonizaron una tarde extraordinaria, ya que dieron una lidia sin igual, mostrando bravura, nobleza, fijeza y recorrido. Los seis astados estuvieron muy bien presentados, lástima que se fueron con la orejas y los rabos al destasadero.

EL APUNTE

En las filas de los toreros de plata destacó el banderillero Héctor García, luego de colocar un sensacional par de banderillas en el sexto novillos.