Así era don Nacho Matus, maestro de la crónica deportiva

Mexico, 2017-09-13 20:18:32 | Ernesto Castellanos

La noticia nos sacudió porque no la esperábamos. Y seguramente sacudió a muchos más que como el que esto escribe conoció y trató por largos años a don Ignacio Matus Jiménez, quien primero fue reportero del diario ESTO, y después subdirector, y mentor de varias generaciones de periodistas.

También puedes leer: Muere don Nacho Matus, decano del periodismo deportivo

Más de uno podrá decir que aprendió mucho de este oficio, gracias a las indicaciones y consejos del señor Matus, hombre de carácter fuerte, pero al mismo tiempo comprensivo.

ASI ERA ÉL….

De Nacho Matus se pueden decir tantas cosas, que es difícil narrarlas todas en este espacio. Acostumbraba vestir siempre de traje, no era común verlo de ropa casual o sport. Le gustaba portar siempre traje y corbata, y también la buena mesa, ya que para la comida por lo general era un hombre refinado, y conocedor. Mucho de eso se debe a los constantes viajes que hizo por el mundo como periodista de futbol, y en donde tuvo la oportunidad de probar la cocina de tantas naciones en las que trabajó.

Cubrió once Copas del Mundo, fue un trotamundos y cuando nos tocaba salir del país para cubrir algún evento, solía entablar largas charlas con el reportero, para dar los consejos emanados de su experiencia. “En ese país lo mejor para comer es esto. En esa ciudad vaya a estos restaurantes, cuídese de los barrios peligrosos que son éste y aquel, en tal ciudad cuide sus documentos, ya que en algunos acostumbran robar los pasaportes. Para ir a tal lado usted necesita tramitar su visa. En tal país le alcanza con tantos dólares. La mejor línea aérea para ir a ese lugar es ésta…”

También puedes leer: Don Nacho Matus, una leyenda del periodismo deportivo

Había una cosa que le caía mal a don Nacho. Que el reportero usara grabadora. Llegó a decirnos: “Si usted va a una entrevista o a una conferencia de prensa, lo mejor es que se acerque lo más posible al entrevistado, y con libreta y pluma anote lo que le dicen. No me gusta que utilicen grabadora, porque mientras hacen la grabación su mente está en otro lado, y si el tipo les dice que es de noche siendo de día, ustedes lo aceptan porque no están concentrados en su trabajo. El anotar con libreta en mano permite al reportero ver a los ojos al entrevistado, y refutarlo si dice una mentira. El reportero de ESTO no va a tomar dictado, va a trabajar y si se da el caso, a rebatir con la persona que se entrevista. Eso da pie a que surja la buena nota, no lo que el personaje quiere que se publique”.

Más de una vez amonestó a un reportero cuando lo sorprendía haciendo su nota con lo que surgía de la grabadora.

¿AMERICANISTA?

La verdad, trabajamos con don Nacho de 1970 hasta que él se fue del diario en 1998, y nunca supimos a qué equipo le iba. Nos decían que era Americanista, otros que le iba al Necaxa, y se llegó a decir que le iba a las Chivas. Hasta se lo preguntamos, y en plan de broma nos decía: “¿Y a usted qué le importa?”

Siempre conservaba la seriedad, la compostura. Solía cubrir los partidos de futbol desde el palco de la Federación Mexicana de futbol, y cuando caía un gol no mostraba ninguna emoción. Simplemente hacía algunas anotaciones y ya. Un día me regañó, porque celebré un gol del América sobre Las Chivas en el Azteca. “El reportero nunca debe de celebrar”, nos dijo. Si acaso, cuando era un gol de la Selección Nacional, esbozaba una sonrisa, pero nada más.

También puedes leer: Mundo del deporte lamenta el fallecimiento de Don Nacho Matus

En ocasiones tuve la oportunidad de llevarlo en mi auto a su casa. Vivía en Tlatelolco. Después se cambió al norte de la ciudad.

En momentos relajados en la redacción, era bromista, y gustaba de alternar con todo el personal, pero siempre guardando las distancias y el respeto.

La última vez que lo vi, fue en la sede antigua del Senado, “La casa de Xicotencatl”, en donde le hicieron un homenaje, hace menos de un año.

Descanse en paz don Nacho. (Castellanos)