Ben Roethlisberger impresiona con 6 pases de TD

Mexico, 2014-10-26 22:43:07 | Redacción ESTO

PITTSBURGH, Pennsylvania, EE.UU. (AP) — Ben Roethlisberger pasó una semana dando respuestas educadas sobre Andrew Luck. Empleó únicamente palabras correctas ante cualquiera que le preguntara cuán impresionado estaba con la estrella ascendente de los Colts.

Luego el quarterback de los Steelers de Pittsburgh tuvo una virtuosa actuación que ni el precoz Luck pudo igualar.

Candente al comienzo y típicamente frío al final, Roethlisberger guio el domingo de manera magistral a los Steelers en un triunfo por 51-34, que le dio a Pittsburgh el toque de legitimidad que ha buscado toda la temporada.

Roethlisberger impuso marca de la franquicia con 522 yardas aéreas y seis touchdowns para llegar así a su triunfo 100 en 150 inicios en la NFL.

Y aunque insiste en que no estaba al pendiente de las marcas, es poco probable que Roethlisberger olvide uno de los días más prolíficos en la historia de la NFL.

“Simplemente sentimos que no podían detenernos porque estábamos en ritmo”, dijo Roethlisberger. “Fue una de esas noches de las que los jugadores hablan cuando se siente que todas las cosas salen bien”.

Fue mera coincidencia el hecho de que esta actuación haya sido ante Luck, que tiene algo del atrevimiento de Roethlisberger.

Pero el coach de los Steelers, Mike Tomlin, intencionalmente le mencionó a su quarterback en más de una ocasión lo grandioso que es Luck.

“No lo admitirá pero estoy seguro (que le molestó)”, dijo Tomlin. “Uno no alcanza la posición en la que está profesionalmente, sin tener ese fuego competitivo”.

Y el “Big Ben” quemó a los Colts (5-3), finalizando la racha de cinco triunfo de Indianápolis, de manera enfática.

El yardaje total de Roethlisberger fue el cuarto más alto en la historia de la NFL. Se convirtió en el primer jugador en superar las 500 yardas por pase dos veces mientras los Steelers (5-3) ganaban encuentros consecutivos por primera vez en la temporada.

Antonio Brown atrapó 10 pases para 133 yardas y dos anotaciones. Heath Miller tuvo siete recepciones para 112 yardas y el touchdown del seguro con 5:14 por jugar.

Luck pasó para 400 yardas y tres touchdowns, pero también tuvo dos intercepciones. Le otorgó un safety a los Steelers cuando fue penalizado por un pase ilegalmente lanzado en la zona de anotación a mediados del cuarto final, lo que volvió a inclinar la balanza en favor de los Steelers.

“Fue una jugada tonta de mi parte”, dijo Luck.

Las 907 yardas combinadas por pase fueron la segunda mayor cantidad en la historia, solo por debajo de las 971 que sumaron Detroit y Green Bay el 1 de enero de 2012.

Los Colts admitieron 639 yardas y nunca tuvieron la ventaja, aunque Luck mantuvo viva la amenaza de conseguir un milagro similar a la remontada de 28 puntos que comandó ante Kansas City en el partido de comodines de la campaña anterior.

Indianápolis estuvo abajo 35-10 en el segundo cuarto, pero tenía el balón y 95 yardas por avanzar con la pizarra 42-34 a mitad del cuarto periodo.

Luck, sin embargo, se tropezó con su centro Jonatthan Harrison y cayó de espaldas sobre la línea de gol. Aventó el balón hacia la izquierda, pero no había un solo jugador vestido de blanco en esa zona.

Los árbitros le concedieron un safety a los Steelers cuando penalizaron a Luck por pase ilegalmente lanzado que extendió 44-34 la ventaja de Pittsburgh.

“No estoy seguro que pasó en ese tropezón”, dijo Luck. “Debí quedarme de pie”.

También el domingo, los Cardinals de Arizona se impusieron 24-20 a los Eagles de Filadelfia; los Saints de Nueva Orleáns vencieron 44-23 a los Packers de Green Bay para cortarles una racha de cuatro victorias en fila; los Browns de Cleveland superaron 23-13 a los Raiders de Oakland, que siguen sin conocer la victoria; los Dolphins de Miami derrotaron 27-13 a los Jaguars de Jacksonville para hilar dos victorias por primera vez en la campaña; los Patriots de Nueva Inglaterra apabullaron 51-23 a los Bears de Chicago, con cinco pases de anotación de Tom Brady, y los Seahawks de Seattle triunfaron 13-9 sobre los Panthers de Carolina para dejar atrás una racha de dos tropiezos consecutivos.

Además, los Vikings de Minnesota vencieron 19-13 a los Buccaneers de Tampa Bay en tiempo extra; los Bengals de Cincinnati superaron 27-24 a los Ravens de Baltimore; los Bills de Búfalo aplastaron 43-23 a los Jets de Nueva York; los Texans de Houston doblegaron 30-16 a los Titans de Tennessee; los Chiefs de Kansas City arrollaron 34-7 a los Rams de San Luis, y los Lions de Detroit se impusieron 22-21 a los Falcons de Atlanta.

La semana 8 de la NFL comenzó el jueves, con el triunfo de los Broncos de Denver por 35-21 sobre los Chargers de San Diego. Concluye este lunes, cuando los Cowboys de Dallas recibirán a los Redskins de Washington.