Para las Ligas Profesionales, primero están sus intereses

Mexico, 2017-09-15 20:47:50 | Alfredo Valverde

POR ALFREDO VALVERDE VERDEJA

Las diferencias que existen entre los circuitos de invierno y de verano tendrán que ser solucionadas por la oficina de Grandes Ligas, donde Rob Manfred, alto comisionado los escuchará junto con su gente más cercana para llegar a un acuerdo y evitar mayores conflictos para el 2018.

Todo esto porque la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) planea realizar dos torneos a partir del siguiente año que abarcará del mes de abril hasta mediados de noviembre, sin contar los entrenamientos que muchos planean comenzar en marzo. Javier Salinas está al frente del proyecto como titular del circuito. Pat O’Conner, presidente de Minor League Baseball lo acompañará.

Omar Canizales y sus ocho dueños de equipos de la Mexicana del Pacífico se han sentido amenazados porque su campaña por lo regular comienza la segunda quincena de octubre y en los últimos años las prácticas inician la primera semana de septiembre. Por lo pronto, ellos aprobaron dos extranjeros más para la temporada 2017-18, que culminará con la Serie del Caribe a celebrarse en Jalisco en febrero. Canizales estará acompañado por Juan Francisco Puello titular de la Confederación del Caribe.

MUY DISTINTOS

En México hay beisbol todo el año, pero no siempre se juega en las mismas plazas, mientras en el invierno se centra en estados como Sinaloa, Sonora, Baja California y Jalisco con un total de ocho novenas, en la LMB los 16 clubes se distribuyen en Aguascalientes, Campeche, Ciudad de México, Coahuila, Durango, Nuevo León, León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz. Yucatán, además de Baja California.

PLEITO CAZADO

A lo largo de los años, hemos escuchado que un circuito es una liga de desarrollo y la otra sólo le interesa brindar espectáculo, que aprovechando el receso en las Ligas Mayores pueden tener entre sus filas a peloteros ligamayoristas o novatos prometedores que están en las sucursales de los equipos de la gran carpa.

Además los directivos de la LMB, se han pasado quejándose de que ellos son los que se hacen responsables de las operaciones de sus jugadores que llegan lesionados a su campo de prácticas por el mes de marzo, porque en la Mexicana del Pacífico pocos tienen un contrato asegurado que incluya los entrenamientos y como la paga al parecer es buena, el pelotero prefiere callar y no informa de su lesión.

Ya desde hace un par de años, algunos clubes de la LMB prefirieron pagarles a sus jugadores para que no vieran acción en el invierno.

ESTO DIJO

“Ya es hora que la LMB solamente piense en sus intereses y si tener dos torneos es bueno para nosotros, lo haremos”.

Javier Salinas/Presidente de la LMB