ESTO es NFL: Los Cowboys, humillados y lesionados

POR IVÁN PIRRÓN

Del equipo que dominó a los Gigantes en la Semana 1 no quedó ni la caricatura. Los Vaqueros fueron humillados en Denver, en una derrota doblemente dolorosa porque dejó una serie de lesionados en la defensiva de Dallas.

La fórmula de usar a Ezekiel Elliott y una férrea defensiva nos hizo pensar a algunos que los Cowboys tenían lo necesario para competir en Mile High. Nada de eso. Trevor Siemian lanzó cuatro pases de touchdown y Elliott apenas generó ocho yardas por tierra, en esta paliza que siembra muchas dudas en Dallas.

La semana pasada, los Vaqueros dominaron a los Gigantes, gracias a una defensiva que hizo olvidables las ausencias de tres titulares en el perímetro: los esquineros Brandon Carr y Morris Claiborne, y el safety Barry Church, que se marcharon vía agencia libre.

También puedes leer:Raiders se mantiene invicto tras vencer a los Jets

Pero ayer en Denver vaya que hicieron falta. Dallas llegó al partido sin su mejor “corner”, Orlando Scandrick, quien se fracturó la mano la semana pasada, y en la primera mitad perdieron al novato Chidobe Awuzie (bíceps femoral) y Nolan Carroll (conmoción). Llegó un momento en el partido en el que sólo tenían a dos esquineros disponibles.

Y Siemian y el resto de la ofensiva de los Broncos sacó provecho del hospital texano. C.J. Anderson corrió para 118 yardas y un touchdown y también atrapó un pase de anotación.

Con la nula producción de “Zeke”, Dak Prescott tuvo que lanzar el balón 50 veces; completó 30 envíos para 238 yardas, con dos anotaciones, dos intercepciones y rating de 68.6. Además, fue capturado en dos ocasiones por Von Miller y Aqib Talib regresó una de sus intercepciones 103 yardas hasta las diagonales, a 53 segundos del final de la paliza.

También puedes leer: Tampa y Kansas brillan en la Semana 2

Fue el sexto triunfo consecutivo de los Broncos sobre Dallas.

Los Vaqueros ahora tienen ocho días para tratar de sanar y solucionar sus problemas defensivos, antes del partido ante los Cardenales en Arizona, el próximo lunes por la noche.

PATRIOTAS, COMO SIEMPRE

Los Patriotas fueron apabullados en casa en la Semana 1, pero, como es su costumbre, jugaron prácticamente sin errores después de una derrota y vencieron sin dificultades a los Santos en Nueva Orleans.

Tom Brady lanzó tres pases de touchdown en el primer cuarto por primera vez en su carrera y Rob Gronkowski sumó 116 yardas en seis recepciones, incluida una de anotación de 53 yardas, aunque no pudo terminar el partido debido a una lesión en la ingle. Brady, por cierto, llegó a 52 juegos con tres o más pases a las diagonales y sin intercepciones, con los cuales superó a Peyton Manning (51) para ubicarse en el primer lugar de la historia de la NFL.

Según el Elias Sports Bureau, Brady igualó a Warren Moon como los únicos quarterbacks de 40 años que pasan para 400 yardas y tres touchdowns en un partido.

Desde 2001, los Patriotas de Bill Belichick tienen marca de 39-11 después de una derrota, y también desde entonces habían perdido tres veces el juego inaugural; en las tres ocasiones ganaron el Super Bowl.

 

Carson Wentz recibe alta médica tras nueve meses de lesión

El quarterback de Philadelphia será titular en la semana 3 de la NFL

Los Vaqueros fueron más que Gigantes

Los Vaqueros de Dallas doblegaron con comodidad 20-13 a unos Gigantes inofensivos.

Los Jaguares se dieron un festín ante los Patriotas

No fue una sorpresa. Los Jaguares de Jacksonville demostraron que son un equipo de cuidado.

Ryan lidera el vuelo de los Halcones ante Panteras

El mariscal de campo de Halcones, Matt Ryan, corrió para dos anotaciones y tiró dos pases de touchdown

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS