¡A lo Atlas! La Academia hundió a Puebla en su casa

Mexico, 2017-09-26 18:00:13 | Redacción ESTO

Foto: EFE

CRÓNICA

Matías Alustiza salió de la banca e iluminó al Atlas en el estadio Cuauhtémoc. Tenía que ser el “Chavo”, viejo conocido de La Franja. Los Rojinegros derrotaron ayer 2-1 al Puebla con un tanto del argentino, gracias al que rompieron una racha negativa de seis encuentros al hilo sin triunfo y tomaron oxígeno en su lucha por mantener la categoría.
Un oso de Moisés Muñoz permitió que Juan Pablo Vigón pusiera en ventaja a los tapatíos, pero un tanto de antología por obra de Lucas Cavallini equilibró las acciones 1-1 en el primer tiempo. Alustiza, ex jugador del Puebla, olvidó su pasado y con rencor horadó la meta poblana para revivir al Atlas (2-1) y hundir a los camoteros en jugada a balón parado.

EL JUEGO
En el futbol se necesitan dos elementos para provocar el éxtasis: una joya futbolística o un grave error, ambos con la capacidad de causar un gol y el júbilo en la tribuna. Anoche, la afición poblana experimentó esos factores en el arranque de la batalla, de la penumbra a la iluminación en unos minutos.
Puebla y Atlas, urgidos por conseguir el triunfo y romper sus respectivas crisis, salieron con todo al terreno de juego, el balón tuvo dominio alterno y los arqueros entraron en calor de inmediato. En esos instantes de estudio, Juan Pablo Vigón mostró más astucia y con algunos amagues causó descontrol en la zaga poblana. En una acción posterior, el joven tapatío se animó con un cañonazo desde tres cuartos de cancha que acompañado de una colaboración de Moisés Muñoz, adelantó 1-0 a los Zorros. Al experimentado arquero de La Franja se le escapó la pelota de las manos, la lluvia no ayudó, pero el envío rojinegro no llevaba etiqueta de gol, fue un grave error que desató el abucheo en el graderío.
Después de la pifia y el balde de agua fría para los pupilos de Rafael García, ni el más optimista del estadio se imaginó lo que sucedería más adelante. El trámite del cotejo carecía de una genialidad futbolística, la disputa se concentraba en la mitad de la cancha sin un dueño absoluto. Sin embargo, en una jugada inspirada, Christian Marrugo puso un pase filtrado para Lucas Cavallini, el delantero canadiense picó la de gajos de zurda en el límite del área grande y con una bella parábola la incrustó en el ángulo superior izquierdo del guardameta atlista.
Era el gol de los locales, mejor estreno goleador no podía tener Cavallini en la Liga MX, con un tanto de estupenda manufactura que iluminaba al Puebla en una pelea directa por el no descenso. Ya con el empate (1-1), el resto del primer periodo se tornó menos emocionante que los albores, no hubo grandes aproximaciones de peligro y la paridad se alargó al medio tiempo.

MxM 

SIGUE EL MINUTO A MINUTO DEL PARTIDO DANDO CLICK AQUÍ

GOLES