Reconocimiento a las damas por su pase mundialista

Mexico, 2014-10-28 10:21:54 | Fernando Schwartz

Foto: Juan Ramos

LEO Cuéllar y Gerardo Lepe llevan años luchando contra la corriente, y lograr el pase al Mundial de Canadá 2015 es un logro importante en la medida de las circunstancias que han debido luchar y batallar para tener una Selección competitiva y que más generaciones no se pierdan de alcanzar el crecimiento que la madurez conlleva para poder estar en la élite de la especialidad. Este eliminatorio de Concacaf ha dejado en claro a México que debe redoblar esfuerzos. Ya sabemos que Estados Unidos es el gigante de la disciplina, pero lo hecho por Costa Rica con un programa firme y sustentado, más las caribeñas, que se matan en la cancha, queda en claro que las mexicanas necesitan más actividad y fogueo para competir.

En México por lo menos debería de haber una liga más organizada. Tal vez no haya las condiciones para hacerla profesional, pero llegar al “semi” en vez de la informalidad sería mucho beneficio para que el futbol femenil tenga un desarrollo con sustento. Muchas de las chicas emigran para triunfar, y así como está el caso de Kenti Robles, campeona con Barcelona; o Corral, la goleadora, quien juega en Finlandia; o Paloma Tajonar, quien se abre camino en España, hay otras chicas que combinan estudios con futbol en la Unión Americana a nivel colegial, universitario; pero otras que llegan al futbol profesional en Estados Unidos, al tener poca actividad no alcanzan el crecimiento requerido.

La labor administrativa de Lepe y de Cuéllar en lo deportivo ha sido una lucha incansable muchas veces en contra de la corriente para poder competir y jugar. Ahora los apoyos de la federación han sido mayores, pero me queda claro que no haber clasificado al Mundial hubiera detenido el desarrollo del resto de las categorías femeniles, porque al igual que en varones, en menor escala, las damas también viven de lo que haga la Selección mayor, y después de haber clasificado a los juveniles de la especialidad, era muy importante que las chicas dirigidas por Cuéllar clasificaran al Mundial mayor y con ello continúa la brecha que se abre para que el futbol femenil pueda consolidar su desarrollo, y con ello México, que además tiene buenas jugadoras, pueda seguir una larga marcha que ahora con mayor sustento parece caminar con pasos más firmes.

No hay que abandonar a las damas. Así como los programas juveniles han dado buen rendimiento al balompié mexicano, a la par hay que apoyar todas las ramas que componen el futbol. El de playa, con Ramón Raya, ha dado resultados; el de Cuéllar, con damas, funciona; el de varones crece con las juveniles y desparrama a la mayor. Con la cantidad de recursos que genera esta última se debería invertir también un poco más en las dos primeras categorías, y así sí podríamos hablar de un desarrollo total en el futbol mexicano.