Green Bay vapulea a unos erráticos Osos

Mexico, 2017-09-28 18:52:22 | Redacción ESTO

Los Empacadores de Green Bay superaron 35-14 a unos erráticos Osos de Chicago, en una edición más de uno de los grandes clásicos de la NFL, disputado en el emblemático Lambeau Field. Con esta victoria, los Packers toman la ventaja en la serie histórica por primera vez desde 1932.

Mucho se cuestionó en la previa sobre la capacidad de Green Bay para frenar el ataque terrestre de Chicago, conscientes de eso, la defensiva de los Packers mandó un plan de juego agresivo que de inmediato dio dividendos. Mike Glennon (216 yds, 1 td, 2 int), mariscal de los Osos, sucumbió ante la presión para regalar el juego desde la primera mitad con errores que lamentablemente para él, fueron directo al marcador.

El QB de Chicago tuvo dos balones sueltos y una intercepción en los primeros dos cuartos que Aaron Rodgers (179 yds, 4 tds, 0 int)y compañía aprovecharon a la perfección. Green Bay se encontró muy pronto en zona roja, lugar donde el siempre poderoso Aaron Rodgers se siente más seguro, para encaminar el resultado.

Los Packers llegaron al duelo con la tranquilidad de ser el segundo mejor ataque por aire. La conexión entre Nelson y Rodgers dio sus frutos al sumar dos pases de TD. Y es que cuando el receptor está sano es complicado frenarlo. Por tierra contaron con el imprevisto de la lesión de su corredor titular. Ty Montgomery, con problemas en las costillas, abandonó muy pronto el juego para darle entrada a Williams, quien también salió tocado. Los Packers terminaron el duelo con el novato Jones en el backfield, el cual dejó buenas sensaciones.

El juego terrestre de los Osos, una de fortaleza en la sorpresiva victoria la semana pasada ante los Steelers, quedó lejos de ser dominante. Howard y Cohen, uno de las duplas más explosivas en este arranque de temporada, no pudieron superar las 100 yardas entre los dos. Chicago se vio muy pronto en desventaja y a decir verdad quedó muy lejos de una posible reacción.

Con esta victoria, los Packers se mantiene en la pelea en la férrea división Norte de la Nacional, al ponerse con un récord de 3-1. Los Osos comienzan a hacer buenos los pronósticos de una temporada negativa, al quedar 1-3 y con serias dudas en su plan de juego.