En partido complicado, Nadal salió avante

Mexico, 2017-10-06 11:15:57 | AFP

Foto: AFP

El español Rafael Nadal, número uno mundial, se clasificó este viernes para las semifinales del torneo de Pekín, al derrotar al estadounidense John Isner (sexto cabeza de serie) en dos sets corridos, 6-4, 7-6 (7/0).

Nadal, que disputa su primer torneo desde que ganó el US Open, se medirá en semifinales al búlgaro Grigor Dimitrov (N.3), que en otro cuarto de final disputado este viernes necesitó tres sets para eliminar al español Roberto Bautista (N.5), 7-6 (7/5), 4-6, 6-2.

El número uno mundial tuvo que emplearse a fondo para contrarrestar el siempre peligroso saque de Isner, uno de los mejores del circuito, capaz de hacer once saques directos (‘aces’) en la primera manga.

Nadal decantó a su favor el primer set con un ‘break’, el único de todo el partido, en el noveno juego y supo ser paciente en la segunda manga hasta llegar al ‘tie break’, donde ni siquiera pareció perturbado por un problema ocular y se llevó el partido con un contundente 7-0 en el desempate.

Checa ESTO: Arrancó el Mundial India Sub-17

“Simplemente se me metió algo en el ojo”, declaró Nadal, que busca el sexto título del año, para explicar el incidente ocurrido en el juego decisivo del segundo set.

“Creo que debió ser un pelo o algo así, quizás de la pelota de tenis. Me molestó un rato”, añadió.

El español y el ruso deberán olvidar durante el encuentro la amistad que les une; antes del último US Open, Dimitrov fue a entrenarse a Mallorca, donde vive Nadal, e incluso ambos fueron de pesca juntos.

“Está claro que es uno de mis grandes amigos dentro del circuito. Es un gran tipo, pero al final los dos somos competidores y cuando entramos a la cancha tratamos de dar lo mejor y ganar”, apuntó Nadal.

La otra semifinal opondrá a dos representantes de la nueva generación de tenistas: el alemán Alexander Zverev (N.4 del ránking a sus 20 años) y el australiano Nick Kyrgios, N.19 y de 22 años cuya temporada se ha visto perturbada por una lesión de cadera.

El germano derrotó con contundencia al ruso Andrey Rublev, por 6-2 y 6-3, mientras que el australiano se benefició de la retirada del belga Steve Darcis, cuando dominaba por 6-0 y 3-0.

El Abierto de China, que se disputa en superficie dura, reparte 3.028.080 dólares en premios.