Agencia libre ronda a estrellas de Serie Mundial

Mexico, 2014-10-28 22:14:27 | Redacción ESTO

KANSAS CITY, Missouri, EE.UU. (AP) — El toletero de los Gigantes Pablo Sandoval se paró en la caja de bateo y fijó la mirada en el as los Reales, James Shields, en un momento del quinto partido de la Serie Mundial.

Quizá el próximo mes ambos vistan uniformes distintos.

San Francisco trata de conseguir su tercer campeonato en cinco años el martes por la noche en el sexto partido de la serie en Kansas City. Pero una vez que termine el Clásico de Otoño, la atención se centrará en la próxima temporada y la agencia libre de varios jugadores de los equipos ganadores de cada liga.

“Así es el negocio del béisbol”, dijo el jardinero de los Reales Josh Willingham.

El del venezolano Sandoval es el nombre que más llama la atención en San Francisco, pero los lanzadores Jake Peavy y Ryan Vogelsong, que han sido abridores en la Serie Mundial, y el relevista Sergio Romo, así como el jardinero Michael Morse, están entre quienes finalizan su contrato.

Shields es la pieza más importante de Kansas City cuya situación contractual no está definida. Willingham y los también jardineros Nori Aoki y Raúl Ibáñez tampoco tienen contrato. Para mantener al bateador designado Billy Butler el club tendría que pagar una suma importante, por lo que podría también convertirse en agente libre.

“Todos quieren ir a la agencia libre para tener algo de control sobre el sitio al que van y las circunstancias”, dijo Willingham. “Muchas personas piensan que se trata sólo de dinero, eso es importante, pero hay otras cosas, como jugar en un sitio donde puedas ganar. Estoy seguro de que Shields y otros tomarán eso en cuenta”.

Habrá muchos postores para algunos de quienes participan en esta Serie Mundial.

Sandoval, Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2012, ha visto subir su valor gracias a otra postemporada espectacular en la que ha pegado ocho imparables e impulsado cuatro carreras en los primeros cinco partidos contra Kansas City. A los Gigantes les encantaría quedarse con él los próximos años pero dado que hay pocos buenos antesalistas en el mercado, equipos con grandes presupuestos como los Medias Rojas podrían hacer ofertas importantes.

Pero los Gigantes están acostumbrados ser pródigos con sus héroes de postemporada.

Tras coronarse en 2012, el jardinero puertorriqueño Ángel Pagán recibió un contrato de 40 millones por cuatro años. En la pretemporada pasada, Hunter Pence firmó un acuerdo de 90 millones por cinco años mientras que Tim Lincecum, relevista ganador del premio Cy Young, firmó un contrato de 35 millones por dos campañas

Los Gigantes adoran, y quizá también necesitan, a Sandoval, como a cualquiera de ellos.

“Está a la altura de algunos grandes jugadores que he tenido, los grandes talentos,”, dijo el manager Bruce Bochy. “Tiene ese entusiasmo, esa risa contagiosa cuando está en la caseta. Es un tipo relajado que se divierte mucho jugando. No es alguien que se presiona, los buenos jugadores hacen eso y él es un gran jugador”.

De manera similar los Reales tratarán de conservar a Shields, quien se repuso de una mala pretemporada y el domingo por la noche tuvo un buen inicio pero al final perdió el partido. Pero como pasa con Sandoval, seguramente habrá muchas ofertas para un jugador que rara vez se ha perdido un partido en nueve años de carrera.

Los Medias Rojas y los Tigres con sus abultadas cuentas, podrían ser aspirantes.

“La única forma en que puedes inclinar esto a tu favor, especialmente en estos mercados, es contar con pitcheo de calidad todos los días”, dijo el gerente general de los Reales, Dayton Moore, quien planea al menos hacer un esfuerzo para conservar a su preciado lanzador derecho.

No obstante, las finanzas de los clubes quizá obliguen a los Reales a dejar ir a Shields, quien contribuyó a acabar con la cultura perdedora imperante en el equipo al que fue traspasado desde Tampa Bay hace dos años.

“Cuando me transfirieron aquí mi mentalidad era ser simplemente yo y divertirme, y creo que he hecho eso todos los días”, dijo Shields, quien al igual que Sandoval ha eludido todas las preguntas sobre la incertidumbre de su futuro.

Más allá de quién se quede y quién se vaya, hay algo seguro en el mundo incierto de la agencia libre. Los jugadores de los Gigantes y los Reales han disfrutado enormemente sus travesías desde el juego de comodines a la Serie Mundial, aún quienes quizá el próximo año estén jugando en otro sitio.