El Ecuador- Argentina se vive en Quito como una final

Mexico, 2017-10-10 13:28:40 | EFE

Foto: EFE

Quito .- “O Messi o la nada”, “si perdemos no volvemos más”, “sería un pecado mortal” son algunas de las expresiones de los seguidores de la selección Argentina que hoy se juega en Quito la clasificación al Mundial de Rusia 2018, en el partido de mayor expectación del cierre de las eliminatorias.

Con una Albiceleste que debe ir a por todas, y un Ecuador que no tiene nada que perder, sino aprovechar el escaparate que le ofrece este último encuentro de la fase clasificatoria para lucir a una selección de jóvenes jugadores, el enfrentamiento ha adquirido un cariz épico para el combinado dirigido por Jorge Sampaoli, que no se ha quedado fuera de un Mundial desde hace 47 años.

“Puede pasar cualquier cosa pero hay que ganar, hay que ganar cueste lo que cueste y hay que ir al Mundial y levantar la Copa con Messi, así que no nos podemos quedar con las manos vacías hoy”, asegura a Santiago, un joven de Buenos Aires que llegó a Quito para el crucial compromiso deportivo.

Sobre el factor altura, las más que probables tormentas vespertinas, la tensión del encuentro y la falta de concreción del combinado argentino, este seguidor cree que finalmente los elementos se conjurarán a su favor y marcarán.

También puedes leer: Europa cierra su eliminatoria con duelos a muerte

“Sí, estamos faltos de gol, hace cinco fechas que no metemos goles, pero hoy se va a dar, hay que sacarse la mufa (mala suerte)”, sentencia.

Desde primera hora de la mañana los hinchas de ambas selecciones nacionales comenzaron a arremolinarse en las inmediaciones del Estadio Olímpico Atahualpa, plagado de vendedores ambulantes que aprovechaban las horas previas para repescar a algún comprador.

Gustavo Gutiérrez, periodista de la emisora argentina Cadena 3 de Córdoba, aseguró que al menos una veintena de medios argentinos se han desplazado al país andino para la cobertura del partido, que se vive “a la altura de una final de la Copa del Mundo”.

“Estamos más nerviosos porque para el futbolero es peor descender (quedarse fuera) que perder (una final del) Mundial”, aclara por su parte Guillermo Puente, del diario “La Voz del Interior”.

Para los argentinos no existe la posibilidad de perder, “sería un pecado mortal. Ya hemos hablado con el embajador acá, si perdemos no volvemos más”, concluyen entre risas los periodistas.