Al “Chatón” le caló el baile del torneo anterior

Mexico, 2014-10-29 19:02:01 | María Vega

Foto: Archivo ESTO

GUADALAJARA.- No es una espina, es la corona completa, el “póker” de goles que recibió el chiverío en el Clásico anterior aún le cala a Jorge Enríquez, la herida sigue abierta, es una espina que no ha podido sacar, meses después llegó la oportunidad del desquite. “Tengo esa espina clavada, estoy seguro que no nos volverá a pasar algo así, no está permitido perder, nosotros lo vemos así”, indicó el volante tapatío.
Jorge sabe que en estos partidos se juega algo más que los tres puntos: “Es jugarnos el orgullo, se juega el prestigio de esta institución, los números no están de nuestro lado, podrán decir todo lo contrario, pero desde adentro lo vemos como una oportunidad de despegar en todos los aspectos”, resaltó Enríquez.
Las alegrías brindadas al público rojiblanco son escasas, el “Chatón” lo sabe y quiere devolverles algo del apoyo con un triunfo en el Clásico: “El partido es muy importante para nosotros, para el público, tenemos que regalarles un triunfo, se lo merecen, estamos en deuda con ellos”, explicó Jorge.
La diferencia de puntos (18) entre tapatíos y capitalinos, colocan al chiverío como la víctima ideal para el líder azulcrema, eso a Enríquez no lo inmuta: “Para nada, la gente podrá decir cosas así, que somos víctimas o que los números están en nuestra contra, pero nosotros somos fuertes mentalmente, no nos sentimos así, en otras ocasiones hemos estado en otra posición, con otros números y sin embargo eso no cuenta, es un partido especial, diferente, nosotros estamos con la confianza de poder hacer un buen juego”, resaltó.
El campeón olímpico está deseoso de participar en el duelo del sábado, el “Chepo” de la Torre le dio la oportunidad de iniciar en el partido frente a Xoloitzcuintles de Tijuana, algo que no sucedía desde hace mucho: “Son partidos que nadie se quiere perder, los sueñas desde niño, me siento bien en lo físico, ojalá me toque jugar, pero ya es decisión del entrenador”, sentenció volante. ( Javier Juárez/ Foto: Érik Estrella, Enviados especiales).