Cruz Azul también es goleado en la femenil

Mexico, 2017-10-15 16:55:34 | Yael Rueda

Foto: Liga MX Femenil

Las Pumas demostraron que son todas unas fieras y le pasaron por encima a un Cruz Azul que no ve la suya. Una impecable actuación de Karime Abud, permitió que las de la UNAM ganaran, gustaran y golearan. La ofensiva marcó dos goles y creó el penalti que concretó el resultado.

A pesar de que las Cementeras mejoraron en el segundo tiempo, no les alcanzó para remontar el adverso tanteador.

 

EL JUEGO

La intensidad parece no ser negociable en el futbol femenil. Cruz Azul y Pumas se enfrascado en una auténtica guerra de titanes. Sabedoras de los escudos que defienden, las futbolistas de ambas escuadras se entregaron al máximo en la búsqueda de las tres unidades.

El buen fútbol reinó al inicio del duelo. El toque raso y los intentos de hacer daño por la banda, fueron la tónica del partido. Las zagas, bien paradas en el fondo, no permitieron que las jugadas crecieran, pero no lo lograron por mucho tiempo.

Todavía temprano en el cotejo, el duelo se descompuso para bien. La magia de Karime Abud se hizo presente en el duelo. Desbordó por la banda de la izquierda, se sacó de encima a dos rivales y cedió el esférico. La defensiva evitó la acción, pero el rebote le favoreció a la 20 y sacó las garras ¡Goooool de las Pumas!

Cruz Azul quitó responder. La pradera defendida por Karen López fue la preferida para el ataque. Las jugadas no representaron un verdadero peligro. Brissa Rangel ni sudó.

Siempre Karime Abud. La ofensiva colaboró de nuevo. Ingresó al área y antes de poder presumir sus dotes de gamberra fue derribada. Ana López cambió la falta por gol. Cobró fuerte al centro. ¡Zarpazo mortal!

Con las Cementeras heridas de muerte, era momento de liquidar. Una vez más apareció Karime Abud. Desde la media cancha salió un trazo largo que la delantera aprovechó. Ganó la espalda y en el mano a mano, definió a la base del primer poste.

El complemento no cambió demasiado. La incansable Karime Abud volvió a poner en predicamento a las rivales, aunque sin suerte.

La falta de punch de las felinas hizo que la Máquina intentara pitar fuerte. Gabriela Guevara tuvo el mano a mano frente a Rangel, sin embargo se encontraba en fuera de lugar y la acción quedó para la anécdota.

Laura Rangel también tuvo su oportunidad frente a la meta felina. Sin embargo, la cancerbero resolvió bien por abajo y evitó la caída de su marco, además de propiciar otra jugada de peligro para las felinas. En el despeje, se generó una acción por derecha que terminó en los botines de Abud, pero también, por un lado del marco.

Pablo Bocco modificó y mandó a la cancha a Jacqueline Hernández. No sé equivocó. En tiro de esquina, las Cementeras empataron. Hernández ganó por aire y techó a Brissa Rangel tras su mala salida.