Aguilar quiere marcar diferencias en la Plaza México

Mexico, 2017-11-01 20:00:01 | Marysol Fragoso

POR MARYSOL FRAGOSO

El año pasado en su ruta por la temporada Soñadores de Gloria en la Plaza México, el novillero sin picadores Miguel Aguilar cortó una oreja a un ejemplar de la dehesa Los García; en este 2017, durante el segundo festejo del ciclo capitalino, el hidrocálido fue contundente y obtuvo dos apéndices de un astado de Caparica. Ello, lo llevó a conseguir su primera Puerta Grande. Ahora, el domingo tomará parte en la novillada de triunfadores de su categoría donde alternará en el máximo coso del país con Héctor Gutiérrez e Isaac Fonseca ante novillos de Santa María de Xalpa y de La Joya, procedencia Parladé.

Miguel Aguilar es novillero sin picadores, alumno de la escuela de Espectáculos Taurinos de México en su natal Aguascalientes, al tiempo que gracias a una beca, pasó diez meses en España, matriculado en el Centro Internacional de Tauromaquia y Alto Rendimiento (CITAR).

Para él, buscar la renovación de la beca será fundamental para el 2018 ya que en la mira tiene seguir consolidado se preparación: “Lo más importante en mi estadía en el CITAR fue la preparación mental que he adquirido ya que estando lejos de la familia, evolucioné más rápido; además como pude torear 12 festejos entre novilladas y festivales, noté un avance importante en mi técnica”.

De cara a su regreso ante el público de la CDMX, afirmó que se trata de un compromiso fuerte: “Será muy importante que pueda refrendar lo que hice en mi primera novillada; quiero marcar diferencia. Llegaré a La México con la disposición para volver a triunfar. Me estoy preparando intensamente. Quiero darle a los aficionados una bonita tarde de toros”.

Aguilar señaló acerca del cartel: “En España toreé varias veces con Héctor Gutiérrez, es buen amigo y muy buen torero que se pudo reponer de una grave percance para dar un golpe en la mesa y cortar una oreja; con Isaac Fonseca también he toreado, es buena persona y tiene un buen concepto del toreo. Los tres vamos a dar de que hablar”.

Acerca de la procedencia del encierro que lidiarán afirmó: “No he podido lidiar novillos del encaste Parladé, pero se trata de dos buenas ganaderías cuyos toros tienen buenas condiciones, dan buen juego, y sumando eso a lo que pondré en el ruedo, habrá una buena suma”.

Este novillero sin picadores regresó a México hace una semana, se tomó un día para convivir con su familia y de inmediato se metió de lleno a su preparación de salón. Hoy y mañana realizará tentaderos de la mano de Claudio Huerta. Tiene claro que de lo que suceda en la novillada dominical en la Plaza México, dependerán diversas decisiones de cara a su futuro inmediato.