NFL busca evitar demanda de ex jugadores

Mexico, 2014-10-30 23:05:16 | Redacción ESTO

SAN FRANCISCO, California, EE.UU. (AP) — La NFL solicitó a un juez el jueves que rechace la demanda presentada por ex jugadores que acusan a personal de sus equipos de darles fuertes analgésicos y otros medicamentos para mantenerlos en el juego sin importarles su salud a largo plazo.

El abogado de la NFL argumentó que la liga no es responsable de las decisiones médicas tomadas por alguno de los 32 equipos. El abogado agregó que el tema debería ser atendido por el sindicato de jugadores, que fue el que negoció un convenio colectivo de trabajo que cubre la salud de los jugadores.

El juez federal de distrito William Alsup también cuestionó el papel del sindicato.

“Existe un sindicato y éste debería cuidar a los jugadores”, dijo Alsup. El juez ordenó a los abogados contactar al Sindicato de Jugadores de la NFL (NFLPA) a fin de conocer su postura sobre la demanda.

Un vocero del NFLPA no respondió los mensajes dejados el jueves por The Associated Press vía telefónica y correo electrónico en busca de comentarios al respecto.

La mayor parte de la audiencia de una hora efectuada en San Francisco se centró en el debate sobre si la NFL o los equipos por su cuenta son los responsables del cuidado médico de los jugadores.

“Es el club quien tiene la responsabilidad de contratar al cuerpo médico”, subrayó el abogado de la NFL, Dan Nash.

El abogado de los ex jugadores demandantes, Stephen Grygiel, respondió que la NFL tiene un interés económico por mantener a los jugadores en el partido y que la liga fomentó una cultura de distribución irresponsable de medicamentos.

“La NFL sabía muy bien que estas drogas estaban siendo proporcionadas”, dijo.

El juez no dio indicios sobre su posible fallo, pero dijo que deseaba conocer la opinión del sindicato de jugadores antes de tomar la decisión de aceptar o rechazar la demanda.

Varios famosos ex jugadores se han sumado abiertamente a la demanda, entre ellos Marcellus Wiley, Jim McMahon, Richard Dent, Keith Van Horne y Jeremy Newberry.

La demanda representa a jugadores que llegaron a la NFL a partir de 1968.

Los ex jugadores aseguran que los médicos y entrenadores de la NFL les proporcionaron rutinariamente narcóticos y otras sustancias de uso controlado durante los días de juego para ocultar el dolor. De acuerdo con la demanda, muchos de los medicamentos fueron entregados sin necesidad de receta médica.

Los ex jugadores argumentan que nunca se enteraron de los riesgos por el consumo de los medicamentos que les fueron proporcionados y apenas recientemente descubrieron el daño potencial que enfrentan por consumir tantos analgésicos. Entre los medicamentos que les fueron suministrados se encuentran los analgésicos Percodan, Percocet y Vicodin, antiinflamatorios como Toradol, y el somnífero Ambien.