Inician festejos del 50 aniversario de México 68

Mexico, 2017-11-24 21:29:17 | Héctor Reyes

POR HÉCTOR REYES

FOTOS: MARTÍN MONTIEL

Este viernes, en el gimnasio de la Villa Olímpica Miguel Hidalgo, se develó la placa con los nombres de los integrantes de la selección mexicana de baloncesto que finalizó en el quinto puesto de los Juegos Olímpicos de 1968, que tuvo como madrina de honor a Enriqueta Basilio, la encargada de encender el pebetero durante la ceremonia inaugural de aquella justa deportiva y cultural que conmovió al mundo.

Con este acto que tuvo como protagonistas al “Mano Santa” Arturo Guerrero, el “Avión” Miguel Arellano, “El Caballo” Rafael Heredia y Alejandro Guzmán, dio inicio a los festejos del 50 aniversario de los Juegos de la Amistad y la Fraternidad de todo el mundo como hizo notar el presidente Gustavo Díaz Ordaz. Queta Basilio fue recibida con un estruendoso aplaudo para reunirse con sus inolvidables amigos, en el lugar que los albergó en su primavera existencial.

Todos hablaron sobre su experiencia en aquel recinto que todavía conserva sus instalaciones deportivas y le dio un espacio al equipo que durante nueve días abarrotó el Palacio de los Deportes, cuyo Salón de la Fama lo desapareció en 1990 la empresa OCESA que concesionó la Catedral del Basquetbol Mexicano.

Arturo Guerrero, a nombre de la selección nacional, en la que también se recordó a los que dejaron de existir, el entrenador estadounidense Lester Lane y los jugadores “La Aguja” Quintanar y Oscar Asiain, quien nos dejó este año a consecuencia del cáncer, habló con el corazón en la mano al regresar al lugar que marcó su vida.

Este homenaje se realizó en el recinto que albergó a más de 5 mil deportistas y en este sentido recordó “El Mano Santa”, lo que siempre dijo el profesor Constancio Córdova: Para venir a esta vida hay que dejar huella.

“Lo importante es de que en este momento estamos demostrando que todo ese camino que recorrimos como basquetbolistas hemos dejado huella, el cariño de todos ustedes, el reconocimiento que nos vamos a llevar siempre hasta el último día que existamos”, expresó el emblemático deportista mexicano y recordó que el público los seguía hasta en la cancha de calentamiento del Domo de Cobre.

“Esa entrega, esa pasión y ese respeto que siempre prodigamos nosotros al deporte y la afición y a todo México, ese quinto lugar lo recordamos con muchísimo cariño, muchísimo orgullo porque era una batalla grandísima en contra de todos los equipos del mundo que físicamente no nos podíamos comparar con ellos, pero ya dentro de la cancha, lo que nos dejó y nos dio nuestro querido entrenador Lester Lane, con su asistente Gustavo Saggiante, le estamos muy agradecidos”, hizo hincapié Guerrero Moreno. Finalmente, espera que el año próximo, la familia olímpica se reúna para conmemorar el significativo aniversario.

También estuvieron presentes los basquetbolistas de otras generaciones: Samuel Campis, Jesús Espinoza, Lorenzo Thomas y Julio Ortiz, así como autoridades de la Delegación Tlalpan.