Futuro de Nely Miranda, en el aire tras sufrir espasmos

Mexico, 2017-12-03 23:18:48 | Redacción ESTO

POR HÉCTOR REYES

El veracruzano Diego López Díaz, nuevo discípulo de Fernando Gutiérrez Vélez, en su momento considerado el mejor entrenador del mundo, redondeó la actuación de México durante la segunda jornada del Campeonato Mundial de Para-Natación CDMX 2017, con su triunfo en los 50 metros dorso (S3), en la piscina de la Alberca Olímpica Francisco Márquez.

En total México ha ganado nueve preseas, la segunda de oro y con marca de campeonato logrado por López Díaz, con un tiempo de 46.38 segundos, en tanto Matilde Alcázar, ligó su segunda medalla, el sábado la de oro y ayer un bronce, en una prueba que no domina por completo, por lo cual fue un resultado inesperado para ella; en los 100 metros dorso (S11).

A la que no le fue también y ya lo había advertido que no llegaba en su mejor forma, Nely Miranda finalizó en el cuarto sitio de los 50 metros dorso (S4), sin embargo, por el esfuerzo sufrió de espasmos, por lo que requirió la atención del médico Agustín Aguilar y paramédicos de la Cruz Roja que apoyan la justa mundialista.

Esto mismo le pasó en su primera prueba de los Juegos Paralímpicos de Río 2016 y hace tres semanas sufrió de espasmos prolongados que la debilitaron de los brazos y ahora con esta nueva crisis al término de su prueba, el doctor la mantiene en observación y hoy se determinará si podrá continuar o no dentro de la competencia, incluso marcaría el final de su carrera deportiva.

Durante la sesión vespertina, los representantes del equipo nacional participaron en ocho finales. Las tres mencionadas y cinco más, con el bronce del guanajuatense Raúl Gutiérrez en los 100 metros dorso (SB69) y su hermano un año mayor que él de nombre Raúl, de 17 años finalizó en quinto lugar. Es la primera vez que en México compiten dos hermanos en una misma prueba. Ellos también son entrenador por Fernando, quien formó a Juan Ignacio Reyes, entre muchos otros a finales de los noventa.

La última medalla de la jornada la cosechó Luis Andrade, la de bronce en los 100 metros libres (S8), el sudcaliforniano, quien luce espectaculares tatuajes relacionados con justas paralímpicas y motivos relacionados con su vida, después del esfuerzo se empezó a sentir mal, se le bajó la presión y también movilizó al equipo médico. Solamente fue un susto y pronto se restableció, en el área de prensa.

En la misma prueba de Diego, el tenaz Cristopher Tronco finalizó en la sexta plaza y en los últimos resultados que se registraron Aidé Aceves, concluyó en el cuarto sitio de los 50 metros dorso (S3) y la jalisciense Paola Ruvalcaba, también se quedó en la antesala de las medallas en los 100 metros libres (S8).