¡Cierran filas! Medios taurinos coinciden, no a la imposición

Mexico, 2017-12-09 17:24:14 | Miguel Angel García

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

FOTO: MARTÍN MONTIEL

Lo escrito sobre el torero de Galapagar ayer en esta edición generó criticas positivas en cuanto al hartazgo que existe en un sector de los medios informativos taurinos. El que esto escribe recibió mensajes y llamadas de propios toreros mexicanos aprobado lo dicho, así como de reconocidos colegas que están en total desacuerdo con las cláusulas impuestas por el diestro de Galapagar cuando éste se presenta en la Plaza México.

También puedes leer: No, gracias, Señor de Galapagar ¡Sí a la libertad de expresión!

Ojo: no somos partidarios de ningún movimiento. No nos interesa saber si existe algo en contra de algún torero, o que si a Juanita le robaron el mandado.

Estamos opinando sobre la falta de libertad en la expresión periodística, lo que incumbe única y exclusivamente al gremio periodístico, con la finalidad de que la opinión pública haga su juicio.

Aquí, algunas de las opiniones:

 

REQUERIMIENTOS RIDÍCULOS

“Lamentablemente los medios especializados nos hemos acostumbrado a desempeñarnos con las condiciones extremas de José Tomás. Jurídicamente lo entiendo, pero parece ridícula esta serie de requerimientos en una época en la que si algo requiere la fiesta de toros es difusión. Para un medio nacional, como en el que tengo la oportunidad de laborar, otorgar tres minutos para una nota taurina es una ‘barbaridad’, por arriba de lo suficiente y necesario. Entonces, está por demás tanto papeleo y requisito legal implantado a los que somos medios reconocidos y regulados, mas no así para aquellos que distribuyen opinión e imágenes sin pago de derechos en programas difundidos a través de las diversas plataformas de la web y redes sociales”.

Juan Antonio Hernández, 29 años de periodista

 

SE HA QUEDADO CORTO

“La restricción tiene que ver, básicamente, con la transmisión televisiva o cibernética con imágenes, lo cual siempre he respetado. Por lo demás, todo periodista taurino que asista a la Plaza México, es libre de opinar sobre su actuación. Así pues, no coarta la libertad de expresión, sólo busca dar formalidad a las acreditaciones y limitar el uso de su imagen a 3 minutos, como máximo, lo cual ciertamente podría discutirse como una limitante a los medios de comunicación. Ahora bien, con 3 minutos de imágenes y los que sean necesarios sin imágenes, se puede hacer un análisis conciso y argumentado de su comparecencia. A mí, en lo personal, no me incomoda. Todo esto lo entiendo como una estrategia mercadológica que busca que se le vea “in situ”, en la plaza de toros. Aunque no actúe con frecuencia, es evidente que José Tomás sigue mandando. También es verdad que esta medida no agrada a muchos aficionados. Lo que sí lamento es que no permita que sus actuaciones se transmitan por televisión, porque hacerlo significaría una extraordinaria difusión positiva que tanto necesita la Fiesta. Poner al aire la corrida del martes, con la plaza llena, hubiera sido buenísimo para la tauromaquia. En este sentido, por el papel clave que sigue jugando en el toreo, José Tomás se ha quedado corto en términos de publicidad de la Fiesta. El martes narraré por Facebook Live (solo audio) pero hubiera sido magnífico hacerlo por televisión”.

Heriberto Murrieta, 33 años de periodista.

 

NECESITAMOS DIGNIDAD

“Partiendo que todo ser humano tiene derecho al reconocimiento de su persona jurídica según dicta la Ley Universal de los derechos Humanos, los individuos necesitamos tener dignidad. Menospreciar nuestros derechos humanos, crean actos de barbarie para la conciencia humana. A sabiendas que el matador de toros de Galapagar, es digno de admiración por lo que hace, no puede injerir sobre lo que hacemos ó como lo debemos hacer, bajo el precepto de ser profesionales de la comunicación en medios en donde nos avala una trayectoria. Así como el torero tiene derecho a la propiedad de sus actos e imagen, a ser libre para elegir esa forma de vida. Nosotros como medios de información y persona tenemos derechos a tomar parte libremente de la vida cultural de la comunidad, como dice el articulo 27 de la declaración de los Derechos Humanos. De esta forma, Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión., reza la articulo 19 de la Ley Universal de los derechos Humanos. Entendiendo y respetando el derecho que él como persona pública, ejerce para evitar un daño moral, del cual los medios especializados pujamos por un bien común llamado información y exaltación de los valores que la Fiesta Brava para este suceso hace”.

Edgar Mendoza, 30 años de periodista.

 

CONTRADICTORIO

“Respeto que cada quién puede hacer con su imagen lo que mejor le convenga. No comprendo cómo puede condicionarlo alguien que es un personaje público. Yo lo conocí desde sus inicios en México, y le entrevisté varias veces. Un tipo inteligente, culto, sencillo y humano. Un José Tomás, terrenal, al que extraño, y mucho. El mismo que ahora, me extraña, se haya dejado enamorar por la idea que es omnipotente y que los medios son sus enemigos. Me extraña que un hombre que siempre ha sido altruista, deje sin trabajar, por ejemplo, a la gente de la televisión, que cuando él torea, no puede generar ingresos para su familia. En este momento en que la fiesta necesita del apoyo de un torero como él que mete gente a las ciudades, a los hoteles, a los restaurantes y a las plazas, no quiera que le disfruten en plenitud a través de los medios.¿Por qué no, en lugar de que lo admiren 42 mil personas, deja que se acerquen millones? En esta corrida, la televisión pudo generar un pago por evento inusitado; y lo recaudado hubiese tenido un incremento fabuloso para los damnificados de México. Es incomprensible que la prensa mexicana, que impulsó su carrera en sus inicios, que por cierto fueron en nuestro país, ahora, no puedan ni acercársele”. “Un agradecimiento a todos por permitir que la Fiesta Brava siga apoyando nobles causas”.

Guillermo Leal, 31 años de periodista.

 

CERRAR FILAS

“Agradezco la oportunidad por permitir expresarme en tan importante medio. Es muy respetable lo que hace el torero de Galapagar, pero con principio de cuentas el periodismo mexicano ha demostrado esta a la altura de los mejores periodistas del mundo como para que, en este caso, un torero nos venga a decir qué hacer. Como medios serios jamás le decimos a los toreros lo que deben hacer, informamos sobre lo que hizo en el ruedo; siempre hemos respetado a los toreros. El gremio periodístico taurino debe cerrar filas, es inconcebible que un torero nos quiera hacer firmal condiciones para no hacer uso de su imagen sin su autorización. Vamos a tomarle la palabra y ni una línea más para él. Es triste que nos quieran mangonear, así no es el periodismo. Esa acción atenta contra los derechos humanos y contra viene a la Carta Magna, cuestión que las autoridades no han tomado en cuenta. Muchos toreros han venido a México y nadie a impuesto condiciones, por el contrario, el trato siempre ha sido cordial para con el público, ya que nosotros somos el enlace con la afición. El toreo está en crisis y esconder la fiesta como lo hace el torero de Galapagar no es algo lógico; la fiesta brava se está ahogando y él está contribuye cerrando puertas y ventanas”.

Gustavo Mares, 23 años de periodista.

 

FASCISTA REPRESIÓN

José Tomás y su fascista represión contra la prensa. No es de ahora, no ha sido sólo para el festejo del 12 de diciembre, que, José Tomás, ha obligado a la prensa a firmar un papelito, para supuestamente, no hacer uso excesivo de su imagen; sólo que la pregunta aparece de inmediato: ¿Qué imagen? ¿De kamikaze del toreo? ¿De fascista del toreo, que critica a todos los figurines y acaba sucumbiendo al igual que ellos, con las miserias taurinas, incluidas las ganaderías comerciales? ¿En dónde quedó la pureza que siempre dijo defender y de la que se olvidó hace años? ¿Eso es lo que en la realidad no quiere que trascienda?

Viola flagrantemente los ordenamiento de la Constitución, al prohibir la libertad de expresión, al impedir la libertad de prensa, pero se le olvida a José Tomás que los derechos son irrenunciables, y aunque nos obligue a firmar de forma represiva y abusiva un papelito, no puede coartar nuestra libertad ni nuestros derechos. Es momento de poner un alto ante tan fascistoide actitud, y sólo le recuerdo, que me mantendré firme en mi convicción:

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!

José Mata, 29 años de periodista

 

NO ES VÁLIDO

“Me parece una falta de respeto para el gremio periodístico mexicano. A lo largo de la historia ningún torero ha coartado la libertad de expresión y no es válido que la prensa en general esté condicionado a lo que diga un torero. Hay que recordar que una figura del toreo como en México fue Manolo Martínez, nunca puso restricciones a los medios e incluso se dejó televisar más de 100 corridas de toros. Y, Curro Rivera se hizo figura, luego que triunfó en dos tardes, se montó en figura tras torear en la Plaza México, cuando fue novillero, gracias a la difusión que le dieron los medios de comunicación. Me uno a lo que es una protesta generalizada de los medios taurinos. No entiendo esa estrategia de no dejarse ver”.

Fernando Jiménez, 31 años de periodista.

 

NO CAMBIA LA VERDAD

“El ejercicio del periodismo deber ir de la mano de una irrestricta libertad de expresión ya que es una condición fundamental de los Derechos Humanos, aún más cuando se trata de uno de los pilares de la profesión de escritores, literatos, periodistas, fotógrafos, camarógrafos. La manifestación de las ideas no puede depender de tiempo y espacio que está bajo el control de un individuo. Cortar el trabajo de una periodista no cambia la verdad”.

Marysol Fragoso, 25 años de periodista.