Avilés Hurtado se vistió de villano

Guadalupe.- Cuando la noche reclamaba un héroe para los Rayados, Fernando Guerrero sancionó un penalti a favor de La Pandilla, el cual valdría el empate que en ese momento mandaría todo a tiempos extra.

El elegido para cargar con la responsabilidad fue Avilés Hurtado, el máximo romperredes de Monterrey en la campaña. Era poco el tiempo que quedaba en el reloj y el gol representaba oxigeno puro, pero nada salió como esperaban.

El colombiano tomó la pelota, se perfiló desde los once pasos y al definir, su disparo se fue muy por encima del arco de Nahuel Guzmán.

De inmediato, Hurtado se llevó las manos al rostro en señal de incredulidad a lo que ocurría. La anotación más importante del año la dejó escapar.

La falla sería un golpe anímico del que Monterrey no se levantaría. Las esperanzas se vieron sepultadas. (Alejandro Alfaro Enviados especiales)

 

La expulsión de Funes Mori condicionó el partido: Diego Alonso

La temprana expulsión de Rogelio Funes Mori condicionó el partido ante Cruz Azul

Aldo de Nigris explota por el arbitraje en el Azteca

El ex referente de Rayados no escondió su molestia por la actuación de Fernando Hernández

Cruz Azul es un buen parámetro: Marcelo Barovero

El arquero de Rayados sabe de la peligrosidad en su visita al Azteca este sábado

Daniel Lajud, la nueva joya de Rayados de Monterrey

El juvenil de los regiomontanos pide pista a punta de goles en la Copa MX

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS