¡Adiós bigote! El "Tuca" cumplió una vez más con su promesa

Mexico, 2017-12-10 23:49:27 | EFE

Foto: Ramón Romero

El mexicano Hugo Ayala y el argentino Damián Álvarez, jugadores de los Tigres UANL, que este día conquistaron el título del Apertura 2017 del fútbol mexicano, al superar al Monterrey, fueron “los encargados” de rasurarle el bigote al brasileño Ricardo Ferretti, técnico del equipo.

La tradición o cábala ha funcionado para el equipo de Nuevo León ya que bajo el mando de Ferretti, los felinos han ganado los títulos de los torneos Apertura 2011, Apertura 2015, Apertura 2016 y Apertura 2017 que sumados a los de las temporadas 1977-78 y 1981-82 dan los seis que poseen.

Tras cada título, la afeitada a Ferretti se ha vuelto una constante tanto como el enfado con sus jugadores cuando cometen un error en la cancha o cuando se equivocan en un entrenamiento.

La fama de mal genio que persigue a Ferretti, técnico de los felinos desde el 2010 hasta la fecha, en su tercera etapa en el equipo, ha sido señalada por los medios pero no por los jugadores, quienes lo ven como un técnico exigente que los ha ayudado a crecer como futbolistas.

Ferretti es un obsesionado del orden y la disciplina táctica, pero que ha sido acusado de ser defensivo aunque en los últimos años sus equipos han explotado a la ofensiva.

Con el título, que le arrebató al Monterrey este domingo, el brasileño se ubicó como el segundo con más títulos en el fútbol mexicano, junto con Raúl Cárdenas, uno de los históricos en México, ambos a un campeonato del mítico Ignacio Trelles, quien suma siete.

Nacido en Río de Janeiro hace 63 años sumó su cuarto título con los Tigres además de poseer otros dos con las Chivas del Guadalajara (Verano 1997) y con los Pumas de la UNAM (Clausura 2009).

Tras la obtención del título este domingo, la rasuradora entró en acción nuevamente en los vestuarios de los Tigres, con la esperanza de que el equipo vuelva a disputar otra final en los próximos torneos luego de que el club le extendió el contrato a Ferretti, quien por el momento tiene hasta el 2020 para apuntarse como el técnico con más títulos en el fútbol mexicano. EFE