CruzAzul

Caixinha, a romper el ayuno celeste, 13 DTs después

Mexico, 2017-12-12 13:16:36 | Marco Polo Zúñiga

Foto: Alejandro Villa

Por segundo año consecutivo,  Cruz Azul vuelve a confiar en un estratega europeo para comandar su dirección técnica en busca romper la maldición de 20 años sin conquistar un título en la Liga MX. Durante esas dos décadas de ayuno, (1997 a 2017) han pilotado 13 técnicos a La Máquina, algunos más cerca que otros de conseguir la gloria, pero ninguno cambió la historia reciente. Pedro Caixinha es el número 14 en la lista, viejo conocido del futbol mexicano y último DT europeo que alzó el trofeo de la Liga MX. ¿Podrá exterminar a los fantasmas del cuadro celeste?

Luis Fernando Tena, último técnico campeón de Liga en Cruz Azul encabeza el listado, puesto que regresó en otras etapas y ya no pudo repetir la hazaña del lejano Invierno 97.

PROCESO “FLACO”

La directiva confió en el “Flaco” Tena otras dos ocasiones para cumplir con el objetivo; sin embargo, su regreso a La Noria solamente será recordado por la obtención de la Concachampions 2014-2015, justa en la que venció al Toluca por gol de visitante en la gran final disputada en el Nemesio Díez.

TREJO, CERCA

Bajo la batuta de José Luis Trejo, el Cruz Azul no hizo mucho ruido en la Liga, ni siquiera fue un serio aspirante al título, pero se quedó muy cerca de ser monarca de la Copa Libertadores en la edición 2001, en la que cayó por tanda de penales a manos del Boca Juniors en la mítica “Bombonera”. Uno de los pasajes más dolorosos en la historia celeste.

CARRILLO, EFÍMERO

La gestión de Mario Carrillo fue fugaz al frente del cuadro cementero, en el Clausura 2003 tuvo la confianza de los altos mandos celestes por su pasado como auxiliar en el campeonato del Invierno 97; sin embargo, en su corta etapa como mandamás acumuló nueve cotejos sin triunfo y fue cesado a media temporada.

También puedes leer: Le pusieron el pie; “Chaco”quería retirarse en Cruz Azul

MEZA, A UN PASO 

Enamorado de la institución que defendió en su etapa de jugador, Enrique Meza tomó las riendas de La Máquina dos veces en la era de torneos cortos; la primera en 2003 y con pobres resultados, la segunda con el subcampeonato del Apertura 2009, aquel que dejó ir en casa luego de sucumbir ante Rayados en el estadio Azul.

ROMANO, DOLOROSO PASAJE  

El argentino es más recordado por la afición celeste por un lamentable episodio fuera de las canchas, el secuestro que vivió en 2005 cuando era el timonel de los capitalinos, puesto que los resultados no fueron los deseados al terminar el Apertura 2005, cuando fue eliminado por el Toluca en cuartos de final.

MIZRAHI NO RESPONDIÓ  

La directiva de Cruz Azul le dio las riendas del Cruz Azul tras la salida de Rubén Omar Romano, pero no logró buenos resultados y después de un año de mandato fue destituido del cargo.

MARKARIÁN, A NADA

El uruguayo también rozó la gloria en el balompié mexicano, toda vez que en el Clausura 2008 llegó a la gran final y fue superado por Santos Laguna, pero con todo y esa desilusión, la gente lo recuerda con cariño y buenos momentos futbolísticos.

GALINDO LO ROZÓ

La magia del “Maestro” encausó a los celestes en la disputa del título del Apertura 2008, aunque no lo consagraron por caer ante los Diablos Rojos en serie de penales.

VÁZQUEZ, DOLOROSA CAÍDA 

Tras una buena actuación en el Clausura 2013, La Máquina se instaló en la gran final y la perdió a manos del América, Memo Vázquez ha sido el técnico que estuvo más cerca de romper la maldición en ese fatídico desenlace futbolístico en el Clásico Joven.

NI TAN BUENO

Al técnico mexicano le quedó grande el puesto, llegó en el Apertura 2015 y duró muy poco tiempo ante la ausencia de resultados positivos en ese mismo certamen.

BOY QUEDÓ A DEBER  

El temperamento y personalidad de Tomás Boy tampoco funcionó para revolucionar a La Máquina, no logró clasificarla a la Liguilla en dos oportunidades.

 JÉMEZ, SIN PENA NI GLORIA 

Muy criticado por sus declaraciones al asumir el proyecto del Cruz Azul de cara al Clausura 2017, el español mandó en dos torneos y metió después de cinco torneos al cuadro celeste en una fase final. Su vínculo se terminó en buenos términos.