¡Celebración en grande en la Plaza México!

Mexico, 2017-12-13 08:36:26 | Miguel Angel García

Fotos: Cortesía Emiliano Méndez

Magnifica entrada. Numerado a reventar; general, ese que casi ya no existe, casi se llenó. Tarde gloriosa, de esas que pocos podrán contar.

Imagen de La Guadalupana, minimalista en la arena. La Madre. El todo. Claveles en tablas del ruedo, pinturas artísticas.

Aplausos para todos. El despeje de cuadrillas fue más que emotivo. Minuto de silencio por los caídos. Seguido del himno nacional. Verdaderamente algo que trasciende a lo que puede escribir este reportero. La sensibilidad rebasó toda razón.

Las tablas del ruedo avisaban que esto no es de todos los días. Señalaron que la corrida era más que especial.

Escaramuzas en la el redondel, Ave María del soprano. Liturgia, solemnidad. Fiesta de toros. Escénica artística, digna de la mejor propuesta del mejor artista. Todos al tercio, los toreros, imagen de postal. Única, irrepetible.

SEÑOR

Toro con barba para el estellés. Hermoso todo, toro de grandeza. El todo de la fiesta. Verdad en el ruedo. Pablo, como en su mejor momento. Recio, contundente. Maestro, catedrático. Dueño de los terrenos, verdadero en todo. El Pablo que conocimos hace 15 años, ahí estaba. Ese hombre con ilusión, con felicidad, sin compromiso. Toreo para el y para el público. Mis respetos. Pablo volvió a ser Pablo ante un toro prácticamente parado de La Joya. Los chiflidos tras marrar con el rejón de muerte fueron incomprensibles. Este hombre no es la suerte suprema. Quien no valoró su actuación, pobre.

YA LO VISTE

Y va de nuez. A porta gayola. Verónicas y chicuelinas después, de impacto en los tendidos. Brega al caballo a cargo del matador. Gaoneras en quites, plantado el torero como árbol. Va por los muertos, va por los que se llenó el 19S. Brindis ovacionado por el público. Te diste cuenta mi estimado Joselito Adame que siendo tú la magia emerge; derecha poderosa, izquierda a tirabuzón pese a que el socio cortaba cabezas. Convencimiento pleno, con tauromaquia clásica. Sin más ni menos. La gente te quiso, el público te vitoreó. Y lo hiciste, matar sin muleta. Tú sello ya desde ahora. Grande Joselito. Es lo que esperamos de ti. Tremendo error: el juez manchó la actuación al otorgar dos orejas sin medir la realidad. Lo peor es cuando el torero de la cree.

MIS RESPETOS

El de Galapagar: Vaya toro. ¿Dónde lo tenían guardado esta gente de Jaral de Peñas? Gran toro. Y si, estamos en desacuerdo con sus cláusulas, no así con su toreo. En las gaoneras que ofreció en quites, todo estaba dicho. Punto. Brindis a la romería. Señalamos: no es contra del torero. Ni de su tauromaquia. Simple: el de Galapagar lo es todo. Y bueno, ese de Jaral fue extraordinario. Y cuando dejo de serlo, éste de luces exprimió agua de una piedra. Así la cosa. Si pinchó o no, es lo de menos. Yo de todos modos le otorgo el rabo. De todos modos el juez otorgó una oreja. Da igual. Aplausos al de Jaral en el arrastre. Grandioso animal.

POCO

Octavio: incongruencia del juez, regresó lo que aprobó. Reserva: puya monumental en contra querencia. Malaya, rajado el socio. Poco que hacer. Capote de ensueño; quites de historia por chicuelinas. Reviró Sergio, con toda la barba tras los dos puyazos al bravo. El matador de Querétaro, en su aire.

TORO Y TORERO

Villar del Águila, el toro, fracción de Xajay: Falló la apuesta. Lo regresaron por su carita de niño. Entrega sin cortapiza del tlaxcalteca en el reserva, absoluta mansedumbre del socio. Sergio acalló todas critica en cuanto a la presencia de su “amigo”. Cuando la propuesta en escena rebasa la expectativa el tendido se da a pleno. Y Sergio, propuso  el toreo serio, el toreo que gusta y enamora. Sergio se brindó como la mejor figura. El hombre ya se montó. Socio de canela, fijo, bravo, emotivo. Para toreros que ven y saben. Bernardinas de colofón, gritos de torero. Sergio, tienes la onza. Y entonces la historia cambió. No es figura el que se hace en España, sino el que pica piedra en México. Dos orejas, pleitesía para Sergio. Petición de rabo. Bien que no se concedió. Las dos orejas son un manotazo en la mesa. Arrastre lento para la denominación de Xajay. Toro de época. No se olvide: se llamó Recuerdo.

POR ESTOCADA

Jose msris msnzanares

Por México, nombre del toro, el de Xajay. Faena a mediad mitad, oreja por estocada, unánime.

APOSTÓ

Luis David, el menor de los menores echó la carne a la lumbre. Apostó por todo y le funcionó. Banderillas incluso, se animó a poner palos el menor, aplaudido el tercio aunque desconocidas las condiciones del toro. No eran para banderillear pero Adame apostó y ganó. Brindo a la romería el joven diestro. Luis David, esa herencia maldita, pero ese corazón indomable. Luis David, tienes todo para ser. Para ser lo que significa el toreo. Más dispuesto, menos eléctrico. Hoy estuviste en tu inspiración. Queda bien contigo, el resto llegará solito.

POR EL ARCO DEL TRIUNFO

Por cierto, les valió madre el reglamento taurino. Hoy en día lo que suceda en la Plaza México vale pa maldita la chingada. Cada quien salió a su modo sin respetar antigüedades de alternativa. Ese reglamento que supuestamente respalda el gobierno de la ciudad se lo pasaron por el arco del triunfo. Y el juez en turno tiene toda responsabilidad de hacer valer lo que Miguel Ángel Mancera aprobó. Esta ves le valió madre, Mancera y todos artículo se fueron al carajo. Fue una pachanga absoluta.