En Rusia 2018, México con la obligación de erradicar el “ya merito"

Mexico, 2018-01-08 14:03:08 | Redacción ESTO

Desde 1994 a la fecha, la Selección quiere dar pasos agigantados, deslumbrar y llenarse de gloria con la posibilidad de levantar el título o llegar lo más lejos posible, como en el caso de la final, la antesala o el juego por el tercer lugar.Después de 24 años del famoso “ya merito”, México acudirá a Rusia con la consigna de disputar el quinto partido en una Copa del Mundo. Lo ha intentado a partir del ya lejano certamen de Estados Unidos 1994. Desde entonces, de forma ininterrumpida los Tricolores han celebrado cuatro encuentros en cada justa balompédica. La evolución está en duda, porque ante la lluvia de críticas, encabezadas por el estratega colombiano Juan Carlos Osorio, y sus famosas rotaciones, hay quienes dudan que incluso superen la primera ronda.

Por ilusiones y expectativas no se detienen, el pueblo mexicano siempre está para apoyar, pero a la hora de la verdad, el Tricolor, sin importar los jugadores o técnico, terminan por fracasar y defraudar a todo un país, a todo un pueblo futbolero.

Y es que la fase de los octavos de final ha sido el freno continuó desde Estados Unidos 94. Nunca en la historia –fuera de México-, la Selección ha podido avanzar a los cuartos de final. Así ocurrió con los “malditos penaltis” en USA 94, la eliminación ante Alemania en Francia 98, la increíble derrota contra Estados Unidos, en Corea-Japón 2002, los tiempos extra y el golazo de Maxi Rodríguez frente a Argentina, en Alemania 2006, en 2010 nuevamente la Albiceleste y para Brasil 2014 apareció el tan famoso #Noerapenal de Arjen Robben frente a Holanda. La historia siempre se repite y México no da ese salto. Siempre se queda en la orilla.

Hoy para Rusia 2018, las ilusiones se renuevan, México cuenta con una de sus mejores generaciones de jugadores, ya que varios de ellos militan en Europa y podrían hacer la diferencia. Sin embargo, sus contados minutos en las ligas de aquel continente podrían ser un verdadero espejismo.

También puedes leer: Jonathan González le dice no a EUA por jugar con México

Además de ellos, algunos elementos de la Liga saben lo que es jugar torneos de dicha magnitud, por lo que poco a poco han tenido los blasones para hacerle frente. Todos ellos conforman un grupo de elementos experimentados y jóvenes, mezcla que podría abrir la llave a los cuartos de final, mas el panorama no es del todo alentador en la fase de grupos, pues hay que recordar que el Tricolor se encuentra sembrado junto a Alemania, campeona del mundo; Suecia, que eliminó a Italia en la repesca internacional y a Corea, una de los favoritas por Asia.

El técnico es punto y aparte. Juan Carlos Osorio ha tenido un ciclo lleno de polémica, dimes y diretes y detractores al por mayor. Su estilo de juego, las rotaciones, el no tener un cuadro base y la forma de exagerar en su retórica son los blancos perfectos en donde es atacado. El colombiano está preparado, cuenta con experiencia a nivel internacional y su pecado es no haber tenido continuidad y éxitos en un club mexicano. Su estancia en el banquillo técnico de Puebla pasó de noche.

Los buenos resultados en el Hexagonal le dieron a México su boleto mundialista de manera tranquila, cosa que no ocurría desde Alemania 2006, por lo que Osorio se ganó la confianza de los directivos. No obstante, los fracasos en la Copa América Centenario de 2016 y los traspiés en Copa Confederaciones y Copa Oro en 2017 terminaron por “acribillarlo”.

Sin embargo, el entrenador colombiano se mantuvo y seguirá así hasta el Mundial en busca de terminar con la racha de los fracasos. Osorio fue contratado para hacer la diferencia y crear una nueva historia. México quiere convertir el “¡Sí se puede!” en realidad. Desea dar la campanada a nivel Mundial.