Gignac salvó a Tigres en el Volcán

Mexico, 2018-01-13 18:34:36 | Redacción ESTO

FOTO: EFE

CRÓNICA

 

Con la fiereza de André-Pierre Gignac y el instinto de Ismael Sosa, Santos cayó anoche en las garras del campeón. Tras caer en su estreno del Clausura 2018, Tigres no se guardó nada y salió furioso ayer en su presentación de local para acabar con los laguneros en dos zarpazos. Ismael terminó con su ayuno con el primero de los felinos, mientras que los visitantes respiraron con una “diana” de Djaniny Tavares al arranque del segundo tiempo.

Cuando el panorama se aclaraba para los de la Comarca, Gignac le devolvió la ventaja a la UANL y asfixió finalmente a Santos, que no encontró la fórmula para evitar el despertar a los vigentes monarcas de la Liga MX. Tigres sacó las garras en el “Volcán”.

EL JUEGO

Regresó la actividad futbolística al territorio del campeón, a la cueva de Tigres, ahí donde se guardó el trofeo del Apertura 2017 y se volvieron a encender ayer las incomparables pasiones escenificadas en el popular Volcán de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Y su equipo estuvo a la altura en el amanecer, Tigres sacó las garras temprano y puso a temblar a Santos, al concretarse un potente disparo de Jesús Dueñas que se quedó en las manos de Orozco, guardameta de la visita.

Los felinos acorralaron a los de la Comarca, que fueron superados en cualquier palmo de terreno; Javier Aquino le ganó la partida a su marcador, Javier Abella, después alzó la cabeza y mandó un centro frontal que peinó el ariete galo con dirección a los guantes de Jonathan Orozco (cada vez que tocó la pelota recibió abucheos y hostilidad de los universitarios, por su pasado rayado).

Santos Laguna salió desenchufado a la cancha del Universitario, su futbol no era ni rastro de lo que mostró en su debut ante Lobos BUAP, anoche sintió el rigor de una escuadra que jugó por nota en todas las líneas, capaz de cortar sus circuitos en tan sólo unos minutos. La siguiente aproximación llevó más peligro, Ismael Sosa probó de larga distancia y la de gajos rebotó en un defensa, Gignac se avivó con otro tiro que desvió Jonathan Orozco; sin embargo, el portero no evitó la llegada de Sosa; el argentino enfiló a toda velocidad y la empujó con el marco abierto para beneplácito de su afición. Ismael miró al cielo al son de ¡Sosa, Sosa! la correspondencia de su afición.

La UANL era dueña de las acciones y con sensación de peligro, aunque en la parte final del primer tiempo esperó a los de la Laguna en propio terreno, pero ni con eso se atrevió el cuadro de Siboldi. A unos instantes de ir al descanso, Néstor Araujo cruzó su pierna derecha en una diagonal felina que no se extendió a los pies del atacante francés, jugada oportuna que dejó las cosas 1-0 al medio tiempo.

Asimilada la lección de los primeros 45 minutos, Santos cambió la postura en aras de conseguir la igualada y se volcó hacia el frente; Djaniny orquestó un avance, Jonathan Rodríguez remató dentro del área y Nahuel Guzmán manoteó aunque la redonda cayó a merced de Tavares, quien solamente empujó para empatar las acciones en el Volcán.

La paridad en la pizarra provocó el enfado del vigente monarca, que metió el “Turbo” con el ingreso de Eduardo Vargas. Tigres ganó en volumen ofensivo y se vio más vertical con la presencia del chileno; “Edu” probó con un cañonazo que contuvo Orozco, para su mala fortuna Ismael Sosa asistió al “Bombero”, el francés amortiguó el esférico que se metió lentamente y besó el poste antes de rendir a los laguneros con el 2-1 definitivo.

El estadio Universitario se rindió al atacante galo, lo arropó y lo vitoreó en todo momento. Como a su equipo, que a pesar de que sufrió en las postrimerías del encuentro (con un balón que se estrelló en el poste), se amparó en su futbol inteligente e inició el 2018 con la garra derecha en busca del Bicampeonato de la Liga MX.

MxM

Para seguir el minuto a minuto en directo da click aquí

GOLES