Real Madrid pierde y continúa en caída libre

Mexico, 2018-01-13 12:02:39 | Redacción ESTO

Foto: Reuters

Madrid.- El Real Madrid volvió a caer en la Liga al ofrecer una mala imagen ante el Villarreal . El cuadro blanco perdió 0-1 en el Bernabéu con una gran actuación del portero Sergio Asenjo y con un tanto de Pablo Fornals que acabó con la paciencia del público del estadio Santiago Bernabéu.

Está claro que la Liga va a ser una losa para el Real Madrid hasta final de temporada. Con un partido menos, al final de la jornada y en el ecuador del curso, podría colocarse a 19 puntos del Barcelona. Su enésimo pinchazo ante el Villarreal es el definitivo. Tendrá que centrarse en la Copa y en la Liga de Campeones. No queda otra.

El público del Bernabéu esperaba una reacción de sus hombres tras el sonrojo del choque del Numancia, que volvió a sacar a relucir las carencias de un grupo de jugadores que en pocos meses a pasado de ser el más poderoso de Europa a convertirse en uno de los más vulnerables.

También puedes leer: Eintracht Frankfurt deja ir el triunfo ante el Friburgo

Enfrente ya no había un equipo de Segunda División. El Real Madrid tenía delante al Villarreal, un cuadro más que competente, que lucha por disputar una competición europea y que cuenta con jugadores que en cualquier momento podían hacer mucho daño.

El técnico Javi Calleja intentó controlar el partido a base de posesión y con un sistema defensivo muy concentrado para no dejar huecos a los jugadores del Real Madrid. Esa propuesta, en los primeros veinte minutos, funcionó a la perfección y su rival se atascó una y otra vez a la hora de generar juego y ocasiones.

También puedes leer: ¡Humillados! Paco Jémez y Las Palmas van de mal en peor

Aunque el partido parecía no tener nombre hasta el segundo tiempo, lo cierto es que el Villarreal tenía mejor pinta que el Real Madrid, atascado definitivamente para proponer juego y ocasiones. Entonces, Zidane, con veinte minutos por delante, movió el banquillo y sentó a Gareth Bale y a Isco para dar minutos a Lucas Vázquez y a Marco Asensio.

Tampoco funcionó. El Real Madrid empujó sin cabeza, se lanzó hacia arriba, no tuvo más ocasiones y dejó muchos espacios que podía aprovechar el Villarreal. Y así fue. A dos minutos para el final, en un contragolpe, apareció Fornals para recoger una parada de Keylor Navas en un mano a mano ante Unal.

Con una sutil vaselina, batió al portero costarricense y el Real Madrid tocó fondo. El 0-1 deja muy tocado a un equipo irreconocible. Los jugadores que antes lo eran todo, ahora son fantasmas de lo que fueron. Zidane tiene mucho trabajo por delante. En un mes, espera el París Saint Germain. Si sigue así, el equipo de Emery se puede poner las botas.