Mexicanos triunfan en UFC St. Louis

Mexico, 2018-01-15 00:26:30 | Mike Garcia

Foto: UFC.com

No se podía iniciar mejor el año para los mexicanos dentro de la UFC, dos contundentes triunfos fueron los que cosecharon el bajacaliforniano Marco Reyes y la sinaloense, Irene Aldana, la noche de ayer dentro de la primera cartelera en este 2018 de la empresa más importante de Artes Marciales Mixtas del mundo, la sede fue en St. Louis, Estados Unidos.

Reyes enfrentó al estadounidense, Matt Fravola, desde que se anunció la contienda esta tenía una gran expectativa por las cualidades de ambos peleadores. Al sonar la campana ambos salieron a darse con todo.

Marco conectó dos volados de izquierda que hicieron tambalear a su rival, el tercero en el ring tuvo que intervenir ya que el protector bucal Matt había volado debido a los golpes que recibió.

Pocos segundos después, ‘Toro’ volvió a aprovechar un descuido defensivo de Frevola y lo mandó a dormir con un volado de derecha y así parar la pelea.

ALDANA SE IMPUSO A TALITA BERNARDO

Por su parte Irene Aldana tuvo enfrente a una rival que la presionó desde el comienzo del encuentro, la mexicana dominó por completo a Bernardo que de pasó no supo como quitarse los rectos de derecha de la sinaloense.

En el segundo episodio, Talita le complicó las cosas a Irene, llevando la pelea al piso y en varias ocasiones buscó la posición para sacar ventaja, pero, no contó con la gran defensa de Aldana que hacía imposible que la brasileña dominara la pelea.

En el último asalto las cosas no cambiaron mucho, Irene aprovechó la distancia y conectó con varios rectos de derecha el rostro de Bernardo. Al final los jueces decidieron darle el triunfo a la sinaloense por la vía de la decisión unánime (30-27 x3).

MAL REGRESO PARA CANNETTI

Otro de los latinos que entró en acción ayer fue el argentino, Guido ‘Ninja’ Cannetti, pero sufrió una dolorosa derrota ante el surcoreano, Kyung Ho Kang. El pampero dominaba las acciones, pero un descuido le costó mucho al caer n la trampa de Kang y someterlo con una llave (Triangulo al cuello) en el primer asalto.