En Nueva Inglaterra no hay descanso ni en sus días libres

Mexico, 2018-01-16 20:22:04 | Redacción ESTO

Tradicionalmente Bill Belichick, coach de los Patriotas, les ha dado como descanso el día martes a sus jugadores, pero en esta ocasión varios de los miembros de la franquicia se presentaron a practicar de cara al duelo del próximo domingo ante Jacksonville, incluido el futuro miembro del Salón de la Fama, Tom Brady.

Brady habló sobre su próximo rival y la confianza que se vive en el conjunto de la Florida con la final de la Conferencia Americana a la vuelta de la esquina.

“Lo que he aprendido todo este tiempo es que debes jugar y no importa lo que digas. Cada quien tiene su forma de manejar las cosas, coaches y jugadores. Nosotros haremos lo que nos funcione. El juego se decidirá por quién juegue mejor, no por quien hable más o cree más expectativas”, mencionó el pasador de acuerdo al portal de ESPN.

Sobre las declaraciones del esquinero Jalen Ramsey, quien aseguró que los Jaguares se llevar el triunfo del Gillete Stadium, mencionó: “Realmente es un muy buen jugador. He visto muchos videos suyos. Tiene muchas fortalezas y obviamente tiene mucha confianza y se refleja en su estilo de juego, así que me preocupa más cómo juega que lo que dice. Nunca me he involucrado en esas cosas. Sé de lo que nuestra ofensiva es capaz. Vamos a necesitar jugar muy bien para anotar y más vale que nos mantengamos concentrados. Mientras más enfocados en nuestros objetivos estamos, creo que jugaremos mejor”.

Aunque Nueva Inglaterra parte como amplio favorito a defender su corona en el Super Bowl LII, Brady alabó las fortalezas de Jacksonville: “Fue bueno estudiarlos porque realmente me enfoqué en lo que necesito hacer. Este es el reto más grande que hemos tenido en el año. Tenemos una buena ofensiva. Ellos tienen a la mejor defensiva y es un reto cuando juegas contra ellos y cuando ves cómo han jugado toda la temporada. No tendré mucho tiempo para lanzar y todo su perímetro lo sabe. Los linebackers lo saben y son agresivos. Se arriesgan. Roban muchos balones”.

Será una prueba de fuego para el cinco veces campeón de la NFL.