La Joya promete un imponente encierro en la Plaza México

Mexico, 2018-01-18 20:53:07 | Marysol Fragoso

Foto: Especial

La ganadería La Joya regresará a lidiar a la Plaza México durante la décima corrida de la Temporada Grande a realizarse el domingo.  Será la segunda ocasión en la historia de esta casa ganadera poblana, en la que se despachará una corrida completa de esta procedencia, en el coso monumental. Por ello, su actual propietario,  José Antonio González Esnaurrizar,  fiel a la costumbre de esta casa, remató seis toros con toda la barba.

El paso del hierro La Joya por el ruedo más importante del país se resume de la siguiente manera: una novillada;  dos astados, en la Feria Torista; una corrida en 2015; tres toros para un festejo de aniversario del coso (alternando con tres toros de Barralva); un toro de regalo para otro aniversario (5 de febrero de  2016, que fue lidiado por Sebastián Castella y al que le cortó dos orejas);  una  novillada sin picadores en 2017 (compartiendo mano a mano con la dehesa Santa Maria de Xalpa);  y un  toro para Pablo Hermoso de Mendoza  ( el 12 de diciembre de 2017).

Sin duda, que en la corrida dominical, cuyo cartel está integrado por Diego Silveti, Andrés Roca Rey y Luis David Adame, rondará el espíritu ganadero del fundador de esta casa de crianza, Don José González Dorantes (1930-2016).

Como recordó, González Esnaurrizar para ESTO, en junio de 1997 desde España llegaron a su rancho de Zacatlán, Puebla, 65 becerras sin tentar y dos sementales previamente tentados en España por el maestro José Miguel Arroyo “Joselito”. El lote de hembras fue integrado por ejemplares de José Miguel Arroyo, Enrique Martín Arranz, El Torreón, Luis Algarra Polera y Salvador Domecq. Además de cinco mil pajillas con semen de toros aprobados en España para sementales de Salvador Domecq, Jandilla, Las Ramblas y Juan Pedro Domecq.

El ganadero, manifestó que a poco más de dos décadas de fundación, mantiene vigentes los conceptos de su padre, don Pepe González, fallecido en 2016, es decir, preocuparse por criar un tipo de toro que llegue a las plazas con trapío y que en sus características de lidia tenga emotividad, movilidad, bravura, nobleza y calidad.

Para ello, recordó, “resultó fundamental el apoyo que tuvimos de parte de Enrique Martín Arranz, quien nos enseñó a tentar el encaste Parladé”, toda vez que, los toros de esta casa ganadera portan la divisa con los colores turquesa, amarillo y blanco; han tenido resultados positivos y alentadores por lo que cada vez que más se están lidiando en las plazas del país.

Es el caso del toro que fue regalado por el matador francés Sebastián Castella, durante una corrida del 70 aniversario de la Plaza México. Castella le cortó dos orejas y el astado recibió el honor de una vuelta al ruedo. Su nombre era “Seda de Oro”.

Además, a partir vacas y sementales de La Joya, se han refrescado los productos de otras ganaderías,  o en casos puntuales han formado nuevas dehesas, tal es el caso de Vicencio, Carlos González Chapa, Marrón (para San Diego de los Padres), Caparica y El Vergel.

Cabe señalar que uno de los toreros participantes del cartel, el peruano Andrés Roca Rey, tuvo la oportunidad de tentar en esta ganadería y se dio vuelvo con las vacas que se prestaron para el lucimiento de su estilo de torear.

Foto: Especial

FRASE:

“Me encuentro con mucha ilusión por regresar a la Plaza México. Teníamos reseñados nueve toros, con edad y trapío, de los que se eligieron estos seis. Todos son encaste Parladé vía Juan Pedro Domecq por lo que estamos muy emocionados por ver el desempeño que tendrán en el ruedo”.

José González Esnaurrizar/ Ganadero