¡De miedo! Pumas y sus duplas históricas

Mexico, 2018-01-19 17:23:29 | Fernando Villa

POR FERNANDO VILLA

Los Pumas cuentan con una gran tradición. Son catalogados como uno de los “Cuatro Grandes” del futbol mexicano y, sin duda, despiertan la expectativa en cada plaza que pisan. Durante muchos años, hicieron que su casa, el estadio olímpico Universitario, fuera un templo en el que difícilmente se salía con vida.

A lo largo del tiempo, los universitarios tuvieron duplas en el ataque de miedo. Goleadores y asistentes que ponían a temblar a las defensas rivales. Los guardametas no querían enfrentarlos porque, casi siempre, hacían una fiesta dentro del área.

Cómo no recordar la mítica pareja de Enrique Borja y Aarón Padilla. El primero fue de los jóvenes que inauguró la Cantera en los años 60, mientras que el “Gansito” Padilla es un de los históricos de los universitarios. Ellos dos son la primera dupla goleadora de los felinos.

Actualmente, el conjunto que representa a la máxima casa de estudios tiene dos elementos que ilusionan. Incluso que empiezan a enamorar los ojos de los aficionados que ven la sintonía con la que danzan dentro del terreno de juego.

Nicolás Castillo y Matías Alustiza tienen todo para poder llegar a ser recordados en los libros de historia como dos matones del área.

ENRIQUE BORJA Y AARÓN PADILLA

La primera dupla surgió con estos dos hombres. Ambos, de extracción universitaria. Tuvieron la dicha de ser compañeros en un Mundial, el de Inglaterra en 1966. Ambos fueron subcampeones en la temporada 1967-1968. Borja, por su parte, ganó el título de goleo en la campaña siguiente, en la 1968-1969. En sus cinco años con Universidad anotó 69 goles en la Liga.

HUGO SÁNCHEZ Y EVANIVALDO CASTRO “CABINHO”

Sin duda alguna son los dos referentes más importantes en el ataque de Pumas. Hugo Sánchez es el hijo pródigo de la Universidad, mientras que Cabinho es uno de los mejores extranjeros que pisó nuestro país. El brasileño es el máximo goleador en nuestra liga con 312 goles. Mientras que Hugo anotó 104 tantos con la casaca de los auriazules.

En la temporada 1978-1979, ambos elementos compartieron el título de goleo al marcar 26 veces.

DAVID PATIÑO Y LUIS GARCÍA

El terror de las redes continuó en los años 90. El actual timonel de Pumas fue uno de los cómplices favoritos del niño maravilla. Junto con García, cosecharon el título de la temporada 1990-1991. Compartieron camino también en la Selección Mexicana cuando ambos vistieron la casaca Tricolor en la Copa América de 1993 donde lograron el subcampeonato. Luis García fue el mejor goleador en dos ocasiones, en la campaña 1990-1991 y en la 1991-1992. Sin duda alguna, logró estas distinciones gracias al buen entendimiento con Patiño.

AILTON DA SILVA Y BRUNO MARIONI

Cómo olvidar a estos grandes futbolistas que estuvieron bajo el mando de Hugo Sánchez y ambos fueron partícipes del bicampeonato de Pumas. Marioni logró el título de goleo en el 2004. Las jugadas individuales y centros de Ailton siempre culminaron bien rematados por el gran “Maromero”, quien sin duda es uno de los delanteros favoritos de los felinos en el siglo XXI.

IGNACIO SCOCCO Y ESTEBAN SOLARI

Ambos coincidieron en 2007. Una fatídica noche en Cancún hizo que no levantaran el título de Liga, aquél que les arrebató Atlante. Sin embargo; los dos deslumbraron con la sintonía en la cancha. Solari logró 25 anotaciones en 40 juegos, mientras que “Nacho” sumó 18 goles en 53 encuentros. Fueron dos hombres que se entendieron de maravilla haciendo una de las duplas de argentinos que más gustaron en el futbol mexicano.

DANTE LÓPEZ Y MARTÍN BRAVO

Es cierto que no fueron de los elementos más populares en Pumas. Los aficionados vieron su salida del conjunto universitario como un alivio. Incluso, en ocasiones, se metieron con ellos desde que l árbitro señalaba el inicio del juego. Sin embargo, los números no mienten. Ambos fueron pieza fundamental en los campeonatos de 2009 y 2011 ante Pachuca y Morelia, respectivamente.

MATÍAS ALUSTIZA Y NICOLÁS CASTILLO

Llevan dos juegos de Liga, pero ya son pilar fundamental del ataque auriazul. Ambos atacantes ilusionan con lograr cosas importantes en Pumas. Después de un pésimo semestre, los aires en CU se renovaron gracias al entendimiento de estos dos jugadores.

Les falta mucho por llegar a la meta y estar a la par de los antes mencionados, pero el camino luce prometedor. El tiempo y sus actuaciones dirán dónde se deben colocar.