Pachuca liquida a Lobos en 45 minutos

Mexico, 2018-01-20 21:01:22 | Redacción ESTO

FOTO: EFE

CRÓNICA

Pachuca ya ganó en el Clausura 2018.
Y lo hizo 3-1 a costillas de Lobos BUAP, que han sido un rival con la guardia muy abierta en el Estadio Hidalgo.
La consecuencia fue que los universitarios al medio tiempo ya perdían por tres de diferencia.
Angelo Sagal, Franco Jara y Erik Aguirre le pusieron número a la casa ante la débil manera que tuvieron los visitantes para defenderse.
Heriberto Olvera descontó para el conjunto de Rafael Puente, que lleva tres derrotas en el torneo. Esto ya es para preocuparse.
Los Tuzos llegan a 4 puntos, empezando a enderezar la nave.
Sobre el encuentro solo consignar que se resolvió en el primer lapso, con un anfitrión no desperdició nada de lo que permitió la jauría.

APROVECHÓ
Es de llamar la atención lo que sucedió en el primer tiempo.
No tanto por la exhibición que dio Pachuca sino por lo mal que se vieron los Lobos.
El conjunto de Rafael Puente dio todo tipo de espacios y concesiones en su zona defensiva, algo que nunca corrigieron y los Tuzos aprovechó de pe a pa.
Entre las líneas universitarias, que estaban muy separadas, los atacantes blanquiazules se dieron un festín con su velocidad. Aguirre y Sagal por fuera, Guzmán y Honda por dentro, acabando jugadas y poniendo en verdadero predicamento al arquero Lucero.
Fue cuestión de tiempo para que la escuadra local tomara la ventaja y hasta cuajara una goleada ante tantas concesiones.
Angelo Sagal provocó el 1-0, más adelante Franco Jara hizo el segundo y antes del descanso Erik Aguirre metió el tercero.
Nunca ajustó la ya diezmada jauría y lo pagó caro. Su apuesta de arriesgar, poner un tridente adelante no pareció sensata ni mucho menos efectiva.
Mal por Lobos; cómodo para Pachuca.

BUN MANEJO
El complemento fue una historia predecible.
Los Tuzos manejando la diferencia y el juego, por más que su rival empezando las acciones acortó 3-1 con un zurdazo de Heriberto Olvera.
Tuvo la BUAP ahí motivos para seguir luchando, para tratar de equilibrar más la contienda. Pocos argumentos más allá de su entrega y empeño. Algo insuficiente para voltear una diferencia tan amplia.
Diego Alonso, del otro lado, fue moviendo sus piezas. Puso a Palacios ante una lesión de Aguirre, luego al novato Sánchez.
Fue menos intenso y eso fue aire para la manada de Lobos, que insistió en sacar algo de su propuesta. Jugando así, ni a Caperucita Roja le infunden temor.

MxM

PARA SEGUIR EL MINUTO A MINUTO DEL PARTIDO DA CLICK AQUÍ

GOLES