Morelia derrotó a Querétaro y sigue invicto en casa

Mexico, 2018-01-26 21:30:48 | Redacción ESTO

FOTO: Erik Estrella

CRÓNICA

En un partido que no fue nada generoso con la tribuna, Morelia tuvo un momento de claridad, cortesía de Diego Valdés, el camiseta 10 de los Canarios que iluminó un encuentro oscuro y soso para darle los tres puntos a su equipo.

Es cierto, el gol no fue suyo, pero un derroche de técnica individual le abrió el camino a Monarcas para que Lezcano únicamente tuviera que dar el pase a la red y así anotar el único tanto de una noche fría en la cancha y el graderío.

De Querétaro no hay nada que rescatar. Se presentaron en la capital michoacana, hicieron acto de aparición en el campo, pero nada más; su propuesta fue pobre y eso se reflejo en el marcador final. Gallos no saldrá de los puestos más bajos de la tabla de cocientes.

Monarcas lo ganó por la mínima en una noche en donde Diego Valdés fue el único capaz de regalar un poco de futbol.

 

EL JUEGO

El clima frío de la noche moreliana pareció contagiar a dos equipos en la cancha que ofrecieron poco y nada tras el silbatazo inicial. Y es que Morelia y Querétaro dieron todo menos espectáculo sobre el terreno de juego del Estadio Morelos, incluso, hubo más patadas que jugadas de peligro durante los primeros 45 minutos.

Para muestra de ello, la temprana expulsión de Miguel Samudio, quien en la disputa del balón, se barrió junto con Carlos Guzmán, pero llegó a destiempo y se llevó de lleno al lateral de la monarquía, por lo que sin dudarlo un instante, José Alfredo Peñaloza le mostró el cartón rojo al paraguayo, quien reclamó airadamente, pero sin nada que ganar porque la decisión del juez estaba tomada.

Si la apuesta de la visita ya era precavida, este hecho los hizo replegarse todavía más y apostar todo en el ataque a lo que Sanvezzo y Puch pudieran encontrarse en un contragolpe, por lo que la zaga rojiamarilla navegó tranquila ante el poco peligro que su rival le generó.

El problema de los michoacanos radicó en su falta de imaginación para encontrar espacios y romper con la barrera que Gallos levantó en su cuadro bajo. Ni Valdés, ni Ruidíaz, tampoco Sepúlveda, las ideas estaban ausentes del lado canario, por lo que los minutos transcurrieron y se fueron al vestidor con un par de roscas.

Con el complemento vino el cambio de rostro de Monarcas. Comenzaron a hacer circular la pelota con mayor sentido y profundidad, lo que tuvo como consecuencia que tocaran con más frecuencia a la puerta del arco de Querétaro.

Primero fue Valdés, quien en una pelota parada remató dentro del área para reventar el poste. El propio chileno tendría la revancha y sería el artífice de la jugada que le puso número a la casa.

Diego tomó la pelota en la media luna, amagó con disparar de fuera del área y tiró una gambeta que dejó pagando a sus marcadores. Ya en el área, el chileno intentó ir a gol, pero Volpi tapó, aunque el rebote le quedó a Lezcano, quien de primera mandó la de gajos a guardar. Gol de Valdés anotado por Gastón.

La calidad de Diego Valdés volvería a quedar de manifiesto, esta vez cuando tiró un trazo de izquierda al centro para habilitar a un Osuna, que sin marca fusiló a Volpi, pero el meta brasileño aguantó a pie firme para evitar que la loza fuera más pesada para los suyos.

Al final, el partido cerró con la inercia que imperó en la mayoría de los 90 minutos. Un chispazo fue suficiente para que los tres puntos se quedaran en el Quinceo y Querétaro volviera a la casa con las manos vacías.

MxM

Para seguir el minuto a minuto en directo da click aquí

GOLES