Volador Jr. y Último Guerrero a la final del Torneo Increíble de Parejas

Mexico, 2018-02-03 19:35:06 | Redacción ESTO

Foto: Cortesía

Volador Jr. y Último Guerrero lucieron como una dupla poderosa y se quedaron con el boleto a la final del Torneo Increíble de Parejas, en espera de oponentes para disputar el título en la Arena México.

Ocho dúos conformados por hombres con rivalidad se dieron cita para buscar el pasaje a la final, y aunque los ex campeones del certamen, Místico y Mephisto estuvieron cerca, al final fueron marginados por el “Depredador del aire” y el “Último de su Estirpe”.

Luego de varios minutos de intensa batalla, donde los cuatro gladiadores resistieron castigos y azotones, Último Guerrero y Volador Jr. fueron superiores para imponerse.

Volador Jr. prácticamente clavó al “Príncipe de Plata y Oro”, mientras que el rudo liquidó a Mephisto con guerrero special para escuchar la cuenta de tres y ser los grandes vencedores de la función del CMLL.

Los finalistas dejaron en el camino en la primera ronda a Titán y Bárbaro Cavernario, y en semifinales a Pierroth y Diamante Azul, quienes dominaron toda la lucha, pero al final el enmascarado fue rendido tras recibir backcracker y pulpo guerrero.

Místico y Mephisto habían dado cuenta de Hechicero y Soberano Jr. y de Niebla Roja-Gran Guerrero, quienes tras una equivocación explotaron para enfrascarse en una intensa lucha que se definió a favor de los primeros. Valiente-Rey Bucanero y Blue Panther-Sam Adonis fueron los otros participantes.

En la batalla estelar, Ángel de Oro, Carístico y Atlantis vencieron en dos caídas y por descalificación a Euforia, Sansón y Cuatrero, éste quien está muy cerca de jugarse la máscara con el primero, pues su rivalidad crece en cada duelo.

Los científicos tomaron ventaja, pero el pique entre los jóvenes enmascarados ya daba de qué hablar. En la segunda caída no se contuvieron y el técnico rompió la máscara a su rival, quien se desquitó con un golpe prohibido y dejó sin máscara a su rival para la descalificación.

Harto de ser despojado de su careta en cada duelo con Cuatrero, Ángel de Oro lanzó el reto de apuestas a su oponente, quien aceptó, antes de unir fuerzas con su hermano y dar una paliza al científico.