Nick Foles encontró en Dios la fortaleza para salir adelante

Mexico, 2018-02-05 15:50:58 | Jorge Briones

Foto: Reuters

Minneapolis, Minnesota.- En un par de semanas le cambió la vida por completo.

Al principio del 2017, el flamante MVP del Super Bowl LII decidió acercarse a Dios y en la oración encontró “la fortaleza para seguir adelante”.

Tras sorprender a todo el mundo con su espectacular actuación en el U.S. Bank Stadium, el pasador compareció ante los medios de comunicación dejando claro que se siente orgulloso de portar el jersey de las Águilas y darle su primer Vince Lombardi.

“Aún sigo emocionado y no me puedo creer lo que hicimos ayer. Trabajamos muy duro y esta ha sido la recompensa. Me siento afortunado por tener la oportunidad de formar parte del equipo y espero que Carson (Wentz) regrese lo mejor posible por el bien de todos”, valoró el pasador de 29 años.

También puedes leer: Los Pats son favoritos para llevarse el Super Bowl en 2019

Foles fue recibido por el Comisionado de la NFL Roger Goodell, quien le entregó un balón de plata por ser el mejor del “Gran Juego” con las 373 yardas, tres pases de TD y una anotación como receptor que le propinó a Nueva Inglaterra.

“No puedo jugar al futbol americano para siempre. He sido bendecido con una etapa increíble y es solo una puerta que Dios abrió, pero todavía tengo muchas lecciones y un gran viaje por delante”, añadió Nick.

También puedes leer: ¡En contra de Trump! Varios jugadores de los Eagles no irán a la Casa Blanca

Para el ex jugador de los Carneros de San Luis y los Jefes de Kansas City el retiro parecía estar cerca, los jugosos contratos se acabaron tras su paso en ambos equipos y Filadelfia se quedó como su única opción, aunque ésta era como suplente del prometedor Wentz. Así empezó su aventura, pero jamás imaginó terminarla con el sello que le puso ayer.

“La razón por la que decidí regresar es porque amo este deporte desde que era un niño, amo ser parte de un equipo. La manera en que yo podía glorificar más a Dios y confiando en él era jugando futbol americano. El año pasado me armé de valor y me inscribí a un seminario teológico. Quiero ser pastor de una escuela secundaria. Simplemente está en mi corazón. Tienen una edad en la que suceden muchas cosas, muchas tentaciones en este mundo con todo lo que hay en internet, en redes sociales. Quiero hablar con ellos sobre eso”, refirió el hombre de moda en la NFL.

Terminó la comparecencia de alrededor de diez minutos e inmediatamente emprendió su viaje a Walt Disney World, en Orlando, Florida. Ahí continuará la tradición que inició en 1987 con el desfile del Jugador Más Valioso del Super Bowl en el tradicional parque de diversiones.