¡Por fin ganó Lobos! La Buap se da un respiro ante Atlas

Mexico, 2018-02-10 19:13:12 | Fernando Villa

CRÓNICA

Después de una trágica goleada en el Azteca, los Lobos BUAP aprendieron la lección. Con garra y corazón cazaron a un Atlas que no salió aplicado en la Angelópolis y lo pagó muy caro. Caraglio adelantó a la visita, pero Amione y Quiñones en dos ocasiones sentenciaron el marcador a favor del local. 3-1 final. El drama de la tabla de cociente se pone cada vez más bravo conforme avanza el torneo.

EL JUEGO

Los dirigidos por Rafa Puente Jr. no supieron qué hacer apenas inició el encuentro. Pareció que el balón les incomodaba, pues los pases errados fueron su sello en los minutos iniciales.

Los rojinegros, por otro lado, salieron confiados. El triunfo ante la Máquina la semana pasada y el nuevo liderazgo en el banquillo hizo que se aplicaran. Stiven Barreiro fue el primero que tuvo una de peligro. Contactó con la testa al poste más lejano de Villalpando. Con mucho misterio la pelota se escapó por un lado. La Academia tomó nota. La jauría se vio dispersa. No conjugaron para cazar a la presa y aniquilarla.

Quien cuida la retaguardia, Villalpando, salió del área e impactó a Caraglio en un choque por despejar el esférico. Nada que lamentar.

No existió respuesta por parte de los locales hasta el momento.

Luis Advíncula fue el primero que metió un correctivo a sus compañeros. El licántropo se animó de pierna izquierda, pero su disparo se fue chorreado. Toselli observó sin preocupación.

Un buen desborde de Irven Ávila provocó que Toselli se las viera negras. El peruano llegó a linea de fondo a la altura del área chica y metió una diagonal que se cruzó toda el área grande. Advíncula siguió la jugada y metió un centro que el mismo Ávila impactó con la cabeza. El balón se coló en la red. El Olímpico explotó. La bandera en alto por parte del asistente también. Fuera de lugar. El deseo de ponerse adelante en el marcador se reprimió momentáneamente.

Una buena triangulación entre Gabriel Cortez, Pedro Aquino y Ávila dejó a este último solo a la altura del machón penal. Al momento del último pase, el ariete estaba en fuera de lugar. Su remate impactó el poste. De a poco, Lobos avisó que quería quedarse en Primera. No iba a parar hasta morder a su presa.

La emoción llegó cuando Caraglio remató sólo en el área chica para abrir el marcador. La fanaticada rojinegra lo festejó con todo en casa ajena. El públio local fue silenciado después de los intentos. Los de Rubén Omar Romano aprendieron la lección después de los intentos pasados. Ya sin cambios en el electrónico, el árbitro marcó el fin de la primera parte.

Cuando inició el complemento, Lobos presionó el marco de Toselli. Avila y Quiñones metieron sendos disparos para provocar un error del portero. No lo consiguieron.

Con hambre gol, pero sin idea ni cualidades técnicas, los locales parecían cachorros que apenas apredían a cazar. Mantenían la posesión del balón, pero no resolvían el problema de cómo llegar a la última instancia.

La tarde cayó con un cielo azul-rojizo. El viento sopló como en un buen cuento, pero no fue producto de los lobos que no pudieron derrumbar a la Academia. El encuentro se volvió trabado en medio campo.

La entrada de Diego Jiménez animó un poco al local, pero dicen que uno no es ninguno y no contagió de esa buen vibra a sus compañeros.

Irven Ávila llegó a linea de fondo por el secto de la derecha y envió un centro que techó a Toselli. Jerónimo Amione, recién ingresado, cerró la pinza y por fin los Lobos mordieron. Gol local. El rugido de la manada fue intenso. Finalmente el público se animó e impulsó al equipo a que siguiera atacando.

Con ese ímpetu el estadio vibró cuando Quiñones metió un zapatazo con la cara interna del pie derecho que se coló en la esquina inferior izquierda de la meta de Toselli. La Academia estaba reprobando el examne. La jauría, con paciencia y mucho corazón, sacó las garras para al fin lastimar a una visita que salió brava.

En los minutos finales Atlas quiso recomponer el camino. Sus intentos fueron equívocos.

La mordida final fue con Luis Quiñones que marcó un golazo de tiro libre. Toselli no pudo hacer nada.

Al silbatazo final, el festejo de jugadores y afición fue con todo el corazón de un equipo que quiere quedarse en la Liga. El resto del torneo dirá lo que le tiene deparado a este conjunto que juega con mucha garra.

MxM

PARA SEGUIR EL MINUTO A MINUTO DEL PARTIDO DA CLICK AQUÍ

GOLES