¡Cerrojazo histórico! Cartagena indulta y Macías en hombros

Dio por terminada la Temporada Grande 2017-2018 en la Plaza México con una tarde histórica, ya que el rejoneador Andy Cartagena indultó al toro Copo de Nieve, propiedad de José María Arturo Huerta, primer astado de rejones al que en la historia de este coso se le perdona la vida. Y remató el festejo el matador Arturo Macías, quien logró sumar su novena Puerta Grande dejando atrás su toreo tremendista y de bullicio, patentando como nunca una madures plena, haciendo el toreo clásico, de mucha cabeza, rematando de dos estocadas ortodoxas, ya sin aquel rebote tras el embroque. Fue una pena que Leo Valadez se fuera inédito al llevarse el peor lote de la ganadería de Las Huertas, propiedad de Rodrigo Barroso, y prácticamente salir a abreviar por no contar con materia.

COPO DE NIEVE

Para rejones de José María Arturo Huerta, bien presentados ambos: Yoyi, el primero, que fue de menos en recorrido y terminó parado; sin necesidad se le otorgó el arrastre lento. Y  Copo de Nieve, muy bonito de hechuras, que para el caballo resultó bravo, con mucho recorrido y aunque al final se fue e menos, no dejó de insistir a la cabalgadura; pero no podemos decir cómo fue en calidad y nobleza para una muleta. Al público le convenció y al juez también, aunque a otro sector no. Sin embargo, para el ganadero este tipo de toros le garantiza camadas futuras con bravura y esto es lo que pide el público: bravura. De tal manera que el indulto, polémico o no, resulta importantísimo para el toreo, ya que un toro de este bravo nivel asegura la cabaña brava de José María Arturo Huerta. Por supuesto que Copo de Nieve se pone a la cabeza en el toro más bravo de la temporada y enorgullece a la Tauromaquia Mexicana.

MUÑECO

En los toros de Las Huertas, propiedad de Rodrigo Barroso, para los toreros a pie, también hubo astados muy interesantes, dos de dos, que es un gran balance para el ganadero que de principio envió ganado muy bien presentado, apretados de carnes, enmorrillados, con evidente edad. El primero, Petirojo, de mucha calidad, de poco recorrido y se dejó torear muy bien. Conchito, que empujó con gran fuerza al caballo y brincó al callejón ya picado, fue un manso con peligro, rajado. Muñeco, este ha sido un toro extraordinario, con bravura, con calidad y recorrido que, cosas extrañas de La México, solo fue aplaudido en el arrastre. Y cerró Huapango, que lamentablemente se inutilizó de salida y no funcionó.

HIZO HISTORIA

Andy Cartagena con un solo rejón de castigo pasó a su primer toro, luego colocó dos banderillas caídas y una tercera en lugar preciso del morrillo. El toro no duró mucho, se fue a menos, lo que mermó la espectacularidad en las suertes del rejoneador, como las piruetas que realizó sin que el toro le tomara importancia. No perdió el ímpetu el caballista hispano y se animó a poner un palo al violín y tres cortos con suma facilidad; lastima que ya el toro había dado de sí. Concluyó colocando una rosa, previo a pedir el rejón de muerte. Dejó varios pinchazos previó a sepultar el rejón. El público aplaudió al toro y el juez concedió arrastre lento. Que cosas.

Mucho mejor el segundo toro de Andy, de gran recorrido y que se fue a más tras el único rejón de castigo que le dejó en el morro. El inicio del socio fue  sensacional, espectacular para que Cartagena se lo llevará cocido en la grupa pegado a tablas, de gran dimensión, cambiando la grupa de igual forma en el recorrido pegado al anillo del redondel. La banderillas al quiebro en buen sitio, haciendo gala de la alta escuela de sus caballos estrellas. Y el éxtasis llegó con el caballo Humano al realizar la levedad (ponerlo andar con los cuartos trasteros) para después colocar una banderilla al violín; un palo más y una levada más también que puso el ambiente a tope por completo en los tendidos. Selló su actuación con tres banderillas cortas y la suerte del teléfono. Y previo a usar el rejón de muerte pidió permiso al palco para colocar una rosa en el morrillo de Copo de Nieve, que aunque ya no tenía ese alegre recorrido del principio, no se cansó de ir al caballo. El público pidió el indulto, el juez lo concedió. Hubo protestas que un sector del público.  Vuelta al ruedo de torero y ganaderos, padre e hijo.

Cabe destacar que en este toro realizó quites el matador Jorge López.

¿UN NUEVO ARTURO?

Arturo Macías tuvo poco lucimiento a la verónica producto del escaso recorrido de su socio; quites de Leo al haber ido dos veces el toro al picador, por chicuelinas se lució Valadez y replicó Macias por tafalleras. Doblones de Macías al inicio en su faena de muleta para situar al toro donde quiso el torero. El socio tuvo la particularidad de meter la cabeza aunque al final la subía un poco, de medio recorrido, pero ante ello sobresalió la técnica de Macias quien logró meter en la canasta a su oponente y ligarle tandas por ambos lados, con mucha cabeza y dominio. Y no dejó Arturo de exprimir al de Las Huertas, todavía haciéndolo ir a la muleta en pases casi interminables ante los que el público rompió a más. En los últimos suspiros de la faena adornó su labor con detalles muy toreros y abrochar con manoletinas. Y esa faena que se inventó el torero, plena de madures, la finiquitó de una soberbia estocada que despachó al toro de manera fulminante. Cortó una oreja de sumo peso, de las que valen en verdad y dan importancia a la temporada. Y claro, de la que se tendrán que hacer valer con justa razón en la provincia. Macías había dejado en la arena algo diferente a lo que habíamos visto, ¿o había sido casualidad?

Ante su segundo toro cuajó bonitas verónicas en las que se enredó, que remató de maravilla con una media y luego soltando la punta del capote y rematando a una mano. Quito por gaoneras sin salvarse de una leve voltereta, ya avisada por el toro desde el inicio de las suertes. Tras el tercio, a medias, de banderillas, Macias se dio a torear a más nivel en las primeras tandas, ligando muletazos templados, largos y bien ajustado. Bien plantando el torero llevo a su socio embebido en la muleta y más bonito se vio al ir el toro con la cabeza muy abajo, embistiendo con bravura, con codicia, buscando la muleta con celo. Al natural también le recetó lo que pidió el oponente, toreándolo con claridad, dejando a un lado ese toreo tremendista y bullicioso, yéndose más por el toreo pleno de madurez. No, esto no era casualidad, era la plena madures de un torero.

Por supuesto el toro ha sido extraordinario, siempre yendo al engaño con calidad y bravura. Al final busco las tablas, sin embargo, cuando le buscó el torero Muñeco no dejó de ir a la tela roja. Excelente toro de Las Huertas. Y vaya estocada. Deletreando la suerte hasta los gavilanes, yéndose por derecho como mandan los cánones y también dejando atrás esa forma tan horrible de salir rebotado como acostumbraba hacer. Concluyó de certero descabello y un aviso, para recibir otra oreja de gran peso. Novena salida a hombros del hidrocálido. Y cosa extraña, el toro pasó desapercibido para el juez. Sin embargo, el público despidió los despojos de Muñeco con aplausos.

SIN SUERTE

Leo Valadez no se acomodó en las verónicas, por lo que decidió poner al toro ante el caballo, que empujó de firme, con mucha fuerza, marrando el piquero y teniendo que rectificar. Tras el castigo, Leo quitó por zapopinas y remató de media verónica, con mucha actitud el novel matador. Ante la muleta el toro presentó todo defecto, salía suelto tras la embestida, distraído y rajado por completo. Manso con su peligro, fiero cuando embestía. Leo tuvo, como señalamos, la actitud y le buscó hacer fiesta de todas formas. Lo más sano fue despacharlo. Al final recibió aplausos el torero por su valor y entrega.

En su segundo tampoco se acopló en los lances de recibo, amén de que el astado arrastraba los cuartos traseros. En quites Leo se echó la capa la espalda para ejecutar la obra de oro de Pepe Ortiz. El toro llegó al tercio de muleta mermando de facultades, derivado tal ves de los cuartos traseros que arrastraba luego de saltar por toriles; prácticamente el animal quedó inutilizado. Una pena para Leo, que no pudo hacer nada ante eso y mejor cortó sanamente. Ha sido una lástima no poder ver a Valadez en esta temporada.

La segunda fue la vencida para Francisco Martínez

Francisco Martínez se anotó el triunfo grande en lo que fue su segunda comparecencia

Más toreros latinoamericanos dignifican el sentido de Cali

El “Payo, será el único matador representante del toreo mexicano

Hermosillo da sobresaliente actuación en la Plaza México

La tercera novillada presentó a una terna de novilleros de Aguascalientes

El "Payo" toreará en Cali

La empresa Promotoreando Colombia, que tiene a su cargo la celebración de la Feria de Cali

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS