“Cochito” Cruz, con la encomienda de brillar con los Diablos Rojos

Mexico, 2018-02-15 16:36:47 | Notimex

Luis Alfonso Cruz vivirá su tercera etapa con la novena escarlata. Foto: Twitter @DiablosRojosMX

México.- El toletero Luis Alfonso Cruz afirmó hoy que viene “a romper y a matar” la Liga Mexicana de Beisbol con buenos números, en la que será su tercera etapa con la franela de Diablos Rojos del México.

El apodado “Cochito”, fue presentado en el Estadio Fray Nano, casa de los Escarlatas, donde compartió estar muy contento por volver a su casa beisbolera, donde se inició como profesional en 2005, salió en 2007 a San Antonio, volvió en 2011, otra vez salió y ahora está de regreso para buscar el campeonato.

“Estoy listo y me siento capaz de ayudar a los jóvenes y a los demás. Este es un equipazo que se está armando. Desde diciembre estoy entrenando, empecé en Navojoa”, dijo en su presentación.

Cuestionado del por qué no alargó sus cuatro años en Japón, respondió que “hay etapas en todos los trabajos y en el deporte. El año pasado jugué muy poco, me cambiaron a Liga Menores. Tengo 34 años y quiero jugar. En Estados Unidos tenía ofertas para ir a la Triple A y me decían que iba a jugar dos o tres veces a la semana”.

Agregó que “también había posibilidad de ir a Taiwán, pero aquí voy a estar con mi familia. Si durante la campaña hay oportunidad de salir a Ligas Mayores tiene que ser algo que valga la pena, no a Triple A ni Ligas Menores en Japón, mejor me quedo hacer mis números y a romperla en la Liga”.

El “Cochito” Cruz ya está ansioso y mañana se integra al equipo que entrena en Oaxaca. “Tengo que venir a matar la Liga. Vengo de Japón y me siento preparado”, enfatizó.

En sus etapas de Diablo, ha cuidado la primera y segunda base, además las paradas cortas, pero en tres de los cuatro años en Japón jugó más como vigilante de la segunda almohadilla, donde espera hacerlo ahora con la novena capitalina.

En cuanto al orden al bat no tiene preferencia, al asegurar que el manager va a decidir y ver quién está caliente con el tolete. “Donde me ponga yo soy feliz, porque vengo a dar mi 100 por ciento”.