Tras dar positivo en doping, Adriana Barraza explica su situación

Mexico, 2018-02-22 21:53:02 | Redacción ESTO

 

El pasado 20 de febrero Adriana Barraza dio un dopaje positivo (resultado analítico adverso), en la Copa Panamericana de Triatlón celebrada en La Paz, Baja California Sur en el 2017 con una sanción retroactiva de seis meses.

Fechado en la ciudad de Zacatecas de donde es originaria, la deportista mexicana que ha tenido que sortear diferentes problemas de índole físico desde el 2015 y ahora con el resultado positivo dio a conocer la situación por la que atraviesa a través de un comunicado.

Declaró que no usó ninguna sustancia o medicamento para mejorar su rendimiento deportivo y tampoco para enmascarar el uso de cualquier sustancia ilegal y demostró que se suministró un medicamento permitido fuera de competencia.

Desde octubre de 2012 fue diagnosticada con asma, enfermedad que tiene documentada y que ha mantenido bajo tratamiento médico. Sin embargo, el 6 de mayo de 2017, posterior al triatlón de Monterrey adquirió una infección viral respiratoria que requirió ser internada en un hospital de emergencia.

Fue ahí que consumió la sustancia permitida fuera de competencia, pero Adriana no solicitó el permiso de uso terapéutico correspondiente y con ello dio el analítico adverso que le fue notificado el 25 de noviembre de 2017, ocho meses después del evento.

Adriana expresó que se dirigió a las autoridades correspondientes para aclarar su situación e hizo la comprobación clínica confiando en su absoluta inocencia y dejando en claro su posición.

La Comisión Nacional de Antidopaje dio a conocer el resultado del dictamen el 11 de enero del 2018, en la que establece que la triatleta presentó pruebas de que el medicamento por el cual dio un resultado analítico adverso en ningún momento fue utilizado de forma intencional para mejorar su rendimiento deportivo. Lo utilizo por una urgencia médica y 20 días antes de la competencia.

La documentación demostró la ausencia de culpa o negligencia bajo los términos de que la administración de la sustancia fue bajo criterio de un médico en el entorno de una urgencia.

Empero, la Comisión Nacional Antidopaje estableció que existe un grado de responsabilidad de Barraza por la ausencia de la solicitud de la autorización de uso terapéutico en su modalidad de emergencia y/o retroactivo por lo cual de acuerdo al Código Mundial Antidopaje se hizo acreedora a la sanción de seis meses, pero en otras circunstancias habría sido de cuatro años.

“Acepto que existe una sanción por omisión a casos como el mío y que lo debo asumir con el profesionalismo y humildad que se requiere de cualquier atleta”, concluyó Barraza Castañeda, quien se perderá el proceso selectivo a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia, si el castigo se ejecuta a partir de la notificación del 11 de noviembre. (Héctor Reyes)